SALTO CUÁNTICO

AMLO y sus problemas con el magisterio

Intro: Los maestros dicen que no les ha cumplido todo lo que les había dicho, principalmente en el tema de los salarios y en la democracia sindical

OPINIÓN

·
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

La relación entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el magisterio nacional se debilita cada vez más.

Lo sucedido el viernes en Chiapas —cuando la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) evitó a AMLO llegar a su conferencia mañanera—, es sólo un pequeño ejemplo de lo que desde hace meses se viene fraguando en las entrañas del magisterio.

Y es que, como lo mencioné el mes pasado en este mismo espacio, la relación del jefe del Ejecutivo en México con los docentes está mal. No es sólo un asunto con la CNTE, sino también con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y otras agrupaciones. 

¿El problema? Los maestros dicen que AMLO no les ha cumplido todo lo que les había dicho, principalmente los salarios y la democracia sindical, que, aseguran, sigue sin existir. De ahí que muchas zonas no regresaron a clases presenciales hoy. Regiones de Puebla, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, principalmente, en donde la situación está peor. Cerrarle el paso al Presidente para no dejarlo llegar a su conferencia, evitar el regreso a las clases presenciales, y marchar en distintas ciudades, son sólo avisos de lo que le viene al mandatario nacional, quien ha minimizado las acciones de los docentes, sin recordar que son ellos uno de los grupos más fuertes y difíciles de controlar. 

Tanto López Obrador como el magisterio son viejos conocidos, en tiempos pasados los maestros le dieron su apoyo y lealtad al ahora Presidente, marcharon a su lado y lo ayudaron cuando se los pidió, ahora ven que no les está pagando con la misma moneda, se sienten abandonados y ese abandono saldrá caro, principalmente en el ámbito educativo. 

Por otro lado, los docentes ven a Delfina Gómez Álvarez, la nueva secretaria de Educación, con falta de carácter, subyugada a las órdenes del mandatario federal, y al igual que él, distante del magisterio. Pero nada de esto favorece a la educación, menos a los estudiantes, quienes son los únicos que salen bailando en todo este ajetreo político. El rezago educativo y en el aprendizaje, la deserción escolar, el cierre de escuelas, son inminentes y nadie, ni el magisterio, ni el gobierno federal está haciendo algo para corregirlo. 

Pelear y seguir echándose en cara las promesas incumplidas no ayudará a mejorar la calidad educativa ni el desempeño de los maestros que sí regresaron a las aulas, o quienes ejecutan el modelo híbrido, los que siguen con clases en línea y todos aquellos que van de puerta en puerta atendiendo a sus alumnos. Ellos y el alumnado son los principales afectados en esta guerra: Agrupaciones vs. Andrés Manuel.
                                                                      •••

SINCRONÍA: Son 21 entidades las que regresaron a clases: Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, CDMX, Colima, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, Morelos, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
TWITTER: @KAFARK84

PAL