COLUMNA INVITADA

El aumento presupuestal a la Guardia Nacional

El aumento a 50 mil millones de pesos tiene la intención a que a finales de 2023 se termine de consolidar la institución ya que tiene un presupuesto de 35 mil 671 millones

OPINIÓN

·
Arturo Ávila / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Hace unos días el presidente López Obrador anunció que planea incrementar el presupuesto destinado a la Guardia Nacional (GN) en 50 mil millones de pesos en los siguientes tres años, con la intención de a que a finales de 2023 se termine de consolidar la institución. Actualmente la institución tiene un presupuesto de 35 mil 671 millones. Este incremento tiene que venir acompañado de un fortalecimiento en la estrategia y de la atención prioritaria en los municipios que presentan un mayor nivel de violencia.

De acuerdo con el mandatario, el incremento presupuestal se utilizaría para aumentar el número de elementos, lo que incluiría la capacitación y formación de éstos, además de la construcción de un mayor número de cuarteles y de unidades habitacionales para las familias de los integrantes de la corporación. Hasta el momento se cuenta con 180 cuarteles, pero se espera que la cantidad llegue a los 500 al finalizar el sexenio, aun cuando el plan era contar con 266 instalaciones y 150 mil elementos.

El anuncio no ha estado exento de críticas, sin embargo, la situación de violencia e inseguridad que se vive en el país obliga a tomar medidas para recuperar la tranquilidad en las distintas zonas del territorio nacional. Esto ha sido reconocido incluso por el mandatario federal cuando señaló que, si no se pacifica al país, por más que haga en su sexenio no se podrá acreditar históricamente su gobierno.

Y es que últimamente se han presentado distintos hechos de violencia que son motivo de preocupación. Entre ellos destacan los homicidios contra los candidatos en el periodo electoral anterior, que dejó un saldo de 91 políticos asesinados durante el proceso; la violencia producida por enfrentamientos entre grupos del crimen organizado en municipios de Michoacán como Aguililla y Tepalcatepec; el ataque de personas armadas contra población civil en el municipio de Reynosa, en Tamaulipas, además del surgimiento de un grupo de autodefensa en Pantelhó en la zona de los Altos de Chiapas.

Sobre la violencia en el país, las cifras sobre homicidios dadas a conocer del INEGI la semana anterior confirman que se no se ha reducido. La tasa sigue siendo de 29 homicidios por cada 100 mil habitantes, al igual que la registrada en 2018 y en 2019. Es cierto, como dice el presidente que se rompió la tendencia al alza que registraba este delito, aunque parece estancada en un punto bastante alto.

Ante la situación, el principal reto que tiene la Guardia Nacional es la reducción del índice de homicidios en el país y la recuperación de la paz y la seguridad de la ciudadanía. La creación de la Guardia Nacional fue producto de un consenso histórico, en el que todas las fuerzas políticas votaron a favor de su creación en la Cámara de Senadores mientras que en la de Diputados sólo tuvo un voto en contra.

Así como se logró su creación, sin distinciones partidistas, se debe continuar trabajando de manera conjunta entre las autoridades locales y el gobierno federal para reducir los índices de violencia que nos aquejan.

En los temas de seguridad todos nos tenemos que poner de acuerdo, aquí no caben las mezquindades ya que a todos los mexicanos nos conviene que el país sea seguro. El anuncio es histórico y de gran beneficio para México, pues el presupuesto se verá reflejado en mayores capacidades institucionales para hacerle frente a la delincuencia.

POR ARTURO ÁVILA ANAYA

PRESIDENTE IBN/B ANALITYCS Y EXPERTO EN SEGURIDAD NACIONAL POR HARVARD (NIS)

ARTUROAVILA_MX

PAL