LA CURUL CIUDADANA

Cambio al INE

Una de las condiciones mínimas de una democracia electoral es que el estado garantice un medio para que la población elija

OPINIÓN

·
Jorgina Gaxiola / La Curul Ciudadana / Opinión El Heraldo de México

Cambiar el sistema electoral es una de las tentaciones más difíciles de contrarrestar para los gobernantes. Existen múltiples ejemplos en el mundo sobre dictadores y tiranos que desaparecieron el órgano electoral y/o lo mantuvieron a su antojo para disfrazar el sistema político de democracia. Siempre que lo han intentado cambiar es porque los resultados no les benefician, pero nunca lo cambian cuando triunfan en las elecciones.

El presidente López Obrador enviará una iniciativa de reforma electoral que incluye la renovación tajante de los integrantes del INE y del TEPJF. ¿Con qué objetivo?

Una de las condiciones mínimas de una democracia electoral es que el estado garantice un medio para que la población elija y reemplace a sus líderes políticos mediante elecciones regulares, consecuentes, libres y justas. Cuando el poder ejecutivo pretende modificar el sistema electoral utilizando su influencia en el poder legislativo para cambiar la ley, ésta mínima condición y esencial de la democracia está siendo violentada.

En un sistema presidencial, las elecciones se llevan a cabo dentro de un intervalo de tiempo establecido por la Constitución. Los resultados de dichas elecciones deben ser consecuentes con lo que el pueblo eligió, y no con lo que le parezca justo o no al presidente en turno. Son los ciudadanos quienes deben elegir quién ejerce el poder en su país. En una verdadera democracia no debe existir una “autoridad suprema” que cambie el sistema electoral para remover a funcionarios que no le son afines, para nombrar nuevos que le garanticen triunfos fraudulentos en las urnas.

Las elecciones deben ser libres y así deben mantenerse; los partidos y los candidatos/as deben tener la libertad para realizar sus campañas políticas y competir legalmente por los puestos de elección popular; los ciudadanos deben tener la libertad de defender sus creencias y preferencias, así como de ejercer un voto secreto sin miedo ni intimidación.

Cuando escuchamos al presidente López Obrador decir que los consejeros del INE no son demócratas, que no respetan la voluntad del pueblo, y que no actúan con rectitud, ¿qué mensaje recibimos los ciudadanos si desacredita a nuestro sistema electoral? Porque es el mismo sistema y son los mismos funcionarios que avalaron las elecciones mediante las cuales miles de mexicanos lo eligieron presidente. ¿Qué debemos pensar sobre los resultados de las elecciones del 6 de junio? ¿No son válidas para el presidente y su partido? ¿O lo son solamente cuando le benefician?

En mi opinión, es absolutamente increíble el trabajo que lleva a cabo el INE para organizar las elecciones en nuestro país. Yo defiendo las instituciones autónomas, precisamente para que los poderes de la República no minimicen nuestra democracia.

Es cuánto.

POR JORGINA GAXIOLA
INTERNACIONALISTA 
@JORGINA_GAXIOLA

PAL

Temas