UN MONTÓN DE PLATA

La estrategia de Volkswagen de México

La empresa busca hallar un elemento acorde con las nuevas tendencias del sector: descarbonización, electrificación, y/o sistemas de movilidad futuros

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

El nuevo presidente de Volkswagen de México, Holger Nestler, se encuentra definiendo lo que será la estrategia para esta empresa alemana en nuestro país, en lo que podría llamarse “la búsqueda de una nueva identidad o esencia mexicana”, proceso que concluirá hacia finales de año.

Por décadas, la “esencia” de esta firma estuvo asociada al vocho, Beetle o escarabajo, que instantáneamente refería a Volkswagen de México con ese vehículo, creando una identidad simbiótica percibida así por toda la industria automotriz internacional. México era el vocho y el vocho implicaba México. La empresa, y Nestler en particular, busca ahora hallar un elemento similar, pero acorde con las nuevas tendencias del sector: descarbonización, electrificación, y/o sistemas de movilidad futuros.

Nestler llegó recientemente a México, y ha empezado a tener reuniones clave actores públicos, aunque aún no con el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa. En su batería de prioridades está crear las condiciones para que la electrificación de vehículos sea algo viable en el país. Esa es la principal instrucción del Consejo de Administración de esta corporación desde Wolfsburg, Alemania: vigilar la forma en la que confluyen autoridades, empresas, sociedad civil y todos los actores clave para el futuro inevitable de los automóviles eléctricos.

México tiene un rezago patente en lo que se refiere a estrategia de sustentabilidad asociada a autos eléctricos. VW vigilará, por ejemplo, que no sólo sus autos lideren esta tendencia en el mercado global, sino que los procesos de generación de energía que consumirán estos vehículos también sean sustentables. La firma quiere encabezar el cambio de paradigma energético en el sector. Es una lucha por el predominio del futuro, que principalmente ocurre entre esta empresa alemana y las automotrices asiáticas y estadounidenses.

El auto con motor a combustión durará 20 años más en el escenario; pero VW dejará ese mercado antes. No obstante, en la estrategia de Nestler se incluirá muy probablemente que México podría fungir como paradigma dentro del mercado de países rezagados, en tanto nuestra nación tarda en definir su propia estrategia de infraestructura eléctrica para estos vehículos. No sería cosa menor, porque las naciones que liderarán la adopción tecnológica serán un puñado de asiáticas, europeas y norteamericanas, mientras que decenas de países emergentes permanecerán con autos a combustión durante varios años más.

Nestler sabe que la relación de VW con el gobierno, dadas las prioridades de su empresa, no será cosa fácil. Pero se apresta a tener interlocución constante para el futuro eléctrico inminente. Entretanto, exuda entusiasmo por las potentes ventas de su modelo Taos, un vehículo flexible, moderno y en alta tendencia actual en el mercado mexicano.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

dza