CRUZ Y GRAMA

Querétaro capital, en bonanza. Y Pachuca, arde por su contrato de luminarias

Tres municipios queretanos aparecen en el top 5 de los considerados con finanzas viables; uno es la capital del estado, que encabeza Luis Nava

OPINIÓN

·
Hugo Corzo / Opinión El Heraldo de México

No es novedad que la crisis sanitaria mundial a causa del Coronavirus ha dejado impactos sensibles en las economías micro y macro; sin embargo, el dato nuevo sí está en que algunos ayuntamientos del país –los pocos, desafortunadamente– tuvieron un manejo financiero que los tiene en un estatus de bonanza.

Según el reporte de vulnerabilidad de las finanzas municipales, que la consultora ARegional publicó recién, el ranking de autonomía financiera de los ayuntamientos lo encabeza la alcaldía de Querétaro, que encabeza Luis Nava.

Dentro de ese listado, incluso, en el top 5 están tres municipios queretanos, considerados con finanzas viables.

En el caso de la capital queretana, entidad de cuño panista-empresarial, se subrayó el manejo de la deuda pública, pues el ayuntamiento de Nava abatió los pasivos del municipio, para no dejar débitos a su sucesor.

Obtuvo una puntuación de 98.4 puntos de 100 posibles, y destacaron sus prácticas financieras en la ejecución del gasto público, destinado –además del pago de deuda– mayormente al apoyo de la población, tanto en el rubro de salud como social.

Dentro del top 10 de este ranking aparece sólo un municipio mexiquense: Huixquilucan, que encabeza Enrique Vargas del Villar, situado en el noveno lugar, con calificación de 71 puntos, de 100.

Eso sí: dos municipios más del Edomex aparecen, pero entre los peores evaluados por el manejo financiero en este época crítica: Toluca y Naucalpan, con 41.3 y 39.6 puntos. Ambos gobernados por Morena y en donde, en ambos, se perdió la reelección. Por algo será.

Algo bueno estarán haciendo en la cuna de la Constitución mexicana; habrá que pedirle a Nava la fórmula, para que los municipios sorteen mejor la doble crisis pandémica.

PACHUCA SE CALIENTA

En la capital hidalguense, con la fiscalización de las finanzas públicas la cosa está que arde… y paradójicamente, a causa de luminarias led, de esas que no se calientan.

Este martes, dejó la Tesorería del municipio de Pachuca, Hidalgo, Omar Murbartian. Dicen que no estuvo dispuesto a agarrar la papa caliente que significa la renovación de un contrato por luminarias, que el alcalde Sergio Baños quería cancelar, primero, pero que después decidió modificarlo a una compra.

Parece que al alcalde le van a solapar la maroma de sostener el contrato para comprar, como nuevas, las 21 mil luminarias usadas (número jamás verificado ni inventariado) que arrendó con un particular. Existe, actualmente, un juicio de lesividad que, al parecer, le van a dispensar.

En otras palabras: le ayudarán a que el viento le haga lo que a Juárez (o sea, nada) y no enfrentar consecuencias por haber comprado material usado como si fuera nuevo y, además, con sobreprecios.

Y eso por no mencionar, como ya se publicó aquí mismo, que cuando fue candidato criticó el arrendamiento de ese servicio por considerar que dichas luminarias no alumbran y su ciudad estaba en penumbras, por el tipo de lámparas que se contrataron.

Ahora, va a comprar esas mismas. En total, entre el arrendamiento de esas luminarias, y la compra de las mismas (como si fueran nuevas) se gastará el Ayuntamiento 183 millones de pesos.

En tanto, otros, como su vecino de municipio, Israel Félix, alcalde de Mineral de la Reforma, su vecino, consiguió luminarias de mayor potencia y regaladas, por parte de la Secretaría de Energía.

Por lo pronto, de dicha operación se está desmarcando su Tesorero, Murbartian, quien al no estar de acuerdo con lo turbio de la situación, mejor optó por regresar a la Secretaría de Finanzas del Estado.

¿Habrá alguien que agarre esa línea, y explore qué otros pendientes metió bajo la alfombra o en el armario el Presidente Municipal Baños?

POR HUGO CORZO
HUGO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@HUGO_CORZO

PAL