GOBIERNO

El gobierno ausente

La diferencia en la gestión de la crisis generada por la COVID-19, es indiscutible que entre la CDMX y el Edomex, la peor parte la llevan los mexiquenses

OPINIÓN

·
FOTO: Especial

Hace tiempo que la CDMX dejó de ser la ciudad más poblada, superada por el EdoMex. Es obvio que territorialmente también hay una diferencia sustancial que se ejemplifica con el número de demarcaciones. 17 alcaldías contra 125 municipios, entre los que destacan 27 de los más poblados del país. Por lo que económicamente también hay una diferencia 217 mil millones de pesos como presupuesto de la CDMX mientras que el Estado de México ejerce 294 mil millones y por supuesto esta el tema electoral donde las diferencias son también conocidas. Lo que resulta difícil de entender es la diferencia en la gestión de la crisis generada por la COVID-19, es indiscutible que entre estas dos entidades la peor parte la llevan las y los mexiquenses. 

¿Y esto por qué es un asunto de todas y todos? Porque es indispensable elevar el nivel de nuestra exigencia como gobernadas y gobernados. Es cierto que no se trata de hacer un uso político de la pandemia, pero sería ingenuo pensar que la política no esta presente en la gestión de la crisis ocasionada por la enfermedad. 

Ante la transición de semáforo amarillo a naranja el gobierno del EdoMex no tardó en hacer un exhorto a los 125 municipios para reforzar las medidas de sanidad, pero no debían ser los municipios quienes exhortaran al propio gobernador Del Mazo para hacer más frente a la crisis. Somos el estado con mayores contagios en términos reales y también de mortandad en la primer y segunda oleada. 

Ante esta tercera oleada de contagios caracterizada por una mayor presencia entre menores de 30 años surgen interrogantes que merecen ser respondidas. Por qué en la CDMX se abrió la vacunación generalizada para los menores de 30 y no así en Edo Mex; qué estrategia se está planteando el sector salud del EdoMex al ser la entidad como mayor mortandad en menores de 18 años. ¿Debemos acostumbrarnos a una Jefa de Gobierno que encabeza personalmente la supervisión de las jornadas de vacunación y a un gobernador ausente? ¿Debemos entonces aceptar como premio de consolación la presencia de un gris personaje como el delegado de programas sociales del EdoMex para atender la pandemia? ¿No veremos al responsable del ejecutivo de nuestro estado dialogando nunca con los medios de comunicación, siempre tendremos esa pésima calidad de información? ¿De nada vale para la ciudadanía mexiquense la tan presumida relación del gobernador Del Mazo con el Presidente AMLO?

Cada vez resulta menos fiel o de aplicación no literal el dicho francés de “cada pueblo tiene el gobierno que merece” viniendo del conservadurismo se entiende, pero una ciudadanía como la mexiquense merece más, merece un gobierno que como ella haga todo lo que está a su alcance y más para enfrentar esta enfermedad, que trabaje y se comprometa como ella a proteger a los suyos. Este gobierno esta muy lejos de estar a la altura de las y los mexiquenses. 

DRV