Lunes 21 de Junio 2021
DEFINICIONES

¿Qué se juega el domingo?

Éxito para Morena y aliados: conservar la mayoría en San Lázaro. Para bloque opositor: arrebatarla. Para Morena, ganar ocho o más gubernaturas

Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Para unos, se juega el futuro del país, para otros su existencia política, para no pocos el negocio. El éxito o fracaso electoral es relativo. Cada quien lo mide con diferente vara, dependiendo de los objetivos electorales y estratégicos. ¿Cuál sería un buen o mal escenario para cada quién? Veamos.

Para el presidente, su mejor escenario es mantener la mayoría en San Lázaro con Morena y sus aliados. Hoy tiene 253 diputados (50.6%), PT 47 (9.4%), PES 21 (4.2%) y Verde 11 (2.2%). Tiene 332 legisladores afines (66.4%). Sacar el mismo número sería un triunfo, porque hablaría del fracaso de la alianza PAN-PRI-PRD, que se puso como principal objetivo ser un dique para el poder presidencial. Un escenario regular
para AMLO se daría si mantiene la mayoría, pero está por debajo de los 300 legisladores. Uno desastroso, sería perder la mayoría.

Vamos partido por partido. Para Morena, un muy buen escenario, sería conservar la mayoría simple por sí solo. Uno aceptable, es un rango entre 210 y 240 legisladores. Un mal escenario: caer por debajo de los 200 pues, aunque con sus aliados construiría la mayoría, el costo sería elevado. Para el PAN, que tiene 79 diputados, un número mayor a ese sería un buen resultado. Mantenerse, uno malo. Tener menos, un fracaso. Lo mismo para el PRI, que tiene 49 y el PRD, 11. 

Para MC, con 25 diputados, estar por encima de ese número hablaría de una buena jornada. Caer hasta 20, si bien le restaría tamaño, no sería malo, pues compitieron solos (a diferencia de 2018), así que son votos directos. Estar por debajo de los 20 no sería buen resultado.

Para los partidos nuevos (PES, Fuerza por México y RSP), salvar el registro (obtener más del 3%) sería un éxito. Si lo logran, abonarían diputados a la coalición gobernante.

•••

En el terreno de las gubernaturas. De las 15 en disputa, Morena gobierna sólo una, el PAN 3, el PRI 9 y el PRD una (en una más, NL, el gobernador no tiene partido). A simple vista, si Morena gana más de una, ya triunfó. Si los demás partidos pierden las suyas, habrán sido derrotados. Pero la cosa es más compleja. Hace unos meses, las proyecciones del partido en el gobierno hablaban de ganar entre 10 y 13. El panorama se veía negro para la oposición. Los escenarios se cerraron en varias contiendas, de tal forma que vale la pena recalibrar. 

Si Morena obtiene más de 50% de las gubernaturas, habrá tenido una gran jornada. Si el PAN conserva las que tiene (BCS, Chihuahua y Querétaro), y logra ganar alguna más (SLP, por ejemplo), también. El PRD deberá mantener Michoacán, que es la única donde puso candidato propio, pero no se ve sencillo. El PRI, la tiene complicada, pues mantener las nueve –aun en alianza- parece cuesta arriba, y ha concentrado sus esfuerzos en cuatro: NL, Campeche, Guerrero y Sonora. Parece que pase lo que pase, tendrá menos gubernaturas. La sorpresa podría darla MC, que hoy sólo gobierna Jalisco, y luce competitivo en NL y Campeche. Es el termómetro electoral de este domingo. La moneda está en el aire.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

PAL

Temas