COLUMNA INVITADA

Las 43 que pudieron ser con MC

Sus decisiones incidieron en el saldo final de la jornada electoral, y la conformación en la Cámara de Diputados

Federico Döring / Colaborador/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Una coalición más amplia de la oposición, para diputaciones federales, le habría arrebatado el triunfo a la coalición Morena-PT-PVEM

Mucho debate hubo en estas elecciones sobre la decisión de Movimiento Ciudadano (MC) de correr solo, como la tercera vía, rechazando integrarse al frente #SíPorMéxico.

Por un lado, le acusaron de trabajar para Morena al dividir el voto de la oposición exigiéndole generosidad y patriotismo, como el de Ricardo Bours en Sonora, para enfrentar en un solo bloque al autoritarismo que amenazaba con poner en riesgo nuestra democracia en caso de alcanzar la mayoría calificada en San Lázaro; por otro lado, MC decidió, con toda legitimidad, reivindicar su derecho a definir de manera autónoma su estrategia y oferta política, para consolidar una posición independiente.

Y claro que, como partido de oposición a AMLO, no está obligado a sumarse o coaligarse al resto de las fuerzas de oposición; sus votos definen su propio destino, pero sus decisiones sin duda incidieron en el saldo final de la jornada electoral, y la conformación final y escenarios en la Cámara de Diputados.

El PAN obtuvo 33 triunfos de mayoría en distritos federales (y la más alta votación por sí solo en 53); el PRI ganó 11 de mayoría (y la votación más alta por sí solo en 21); y además de esos 44 triunfos, la coalición PAN-PRI-PRD ganó 63 distritos federales, por lo que la oposición sumó victorias en 107. Por su parte, la coalición PVEM-PT-Morena ganó 121 distritos, Morena ganó 64 y el PVEM, uno; mientras que MC ganó siete, y fue por sí solo el partido más votado en 16.

Derivado de ello, se proyecta que la conformación final de la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados será la siguiente: 279 curules para los aliados de AMLO (199 de Morena, 42 del PVEM y 38 del PT), la oposición tendrá 198 (113 del PAN, 70 del PRI y 15 del PRD) y MC tendrá 23.

Sin embargo, una coalición más amplia de la oposición, PAN-PRI-PRD más MC, para diputaciones federales, le habría arrebatado el triunfo a la coalición Morena-PT-PVEM en otros 28 distritos, más otros 15 en los que Morena contendió solo; es decir, 43 distritos en los que ganó Morena, solo o con sus aliados, habrían pasado a manos de la oposición. Esos 43 distritos habrían cambiado drásticamente el mapa electoral en algunas entidades federativas; tan sólo en el Estado de México, la oposición habría ganado 13 más, otros seis en Jalisco, y dos más en la Ciudad de México (con lo que la oposición habría ganado 14 de 24 distritos en la capital del país).

De modo que, en este hipotético escenario, los partidos aliados a AMLO sólo habrían obtenido 236 diputaciones (Morena 168, PVEM 35, PT 33), en tanto que la oposición (incluyendo a MC) tendría la mayoría de las diputaciones federales, al sumar 264 (PAN 126, PRI 89, PRD 16, MC 33).

Aún con la autonomía para NO votar todo en bloque, pero sí en un decálogo fundamental de compromisos a impulsar en común con el PAN-PRD-PRI, MC sería parte de una mayoría para empujar su propia agenda, en coordinación con los acuerdos de la coalición. AMLO habría perdido no sólo la mayoría calificada para cambiar la Constitución y nombramientos del INE, sino, además, el control del Presupuesto de Egresos, infestado de sandeces y ocurrencias populistas y demagógicas.

En el caso de las gubernaturas, el PAN por sí solo ganó Querétaro, y Chihuahua en alianza con el PRD, siendo el partido más votado sólo en esos dos estados; el PRI no ganó una sola y en ningún Estado fue el partido más votado para gobernador; hasta el PVEM fue el partido más votado en un estado, San Luis Potosí (que ganó en coalición con el PT), por no hablar de MC que ganó por sí solo Nuevo León. Por su parte, Morena fue el partido más votado en los 11 estados que ganó; por sí solo triunfó en Guerrero; Colima y Sinaloa las ganó en coalición con partidos locales; con el PT ganó Baja California, Baja California Sur, Campeche y Michoacán, y con el PT y el PVEM Nayarit, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Sin embargo, una coalición PAN-PRD-PRD-MC, también habría triunfado en Campeche, Colima y Michoacán, con lo que el saldo final habría sido de seis gubernaturas para la oposición y nueve para los partidos del grupo en el poder.

FEDERICO DÖRING
DIPUTADO LOCAL DEL PAN
@FDORINGCASAR

DZA