TAMAULIPAS

Preparación, giro y prestigio, las tres partes de un Truko

Recientemente Tamaulipas vivió uno de los shows mágicos más sui generis, en el que de un solo acto hechiceros guindas lograron desaparecer la mayoría del Congreso local y arrebatar el lugar de los azulados magos

FOTO: Facebook/CongresoTamaulipas
Escrito en OPINIÓN el

Hay quienes dicen que en el mundo de la magia, la calidad del ejecutante se mide en relación a la capacidad que este tiene para dejar en el asombro a sus propios colegas, para ello el truco de magia deberá ser un acto lleno de sacrifico y devoción, no importando el costo que ello implique.

La magia data de más de 4,000 años y sus primeros vestigios se dieron en el antiguo Egipto, es ampliamente conocida por lograr un efecto que el espectador percibe como maravilloso, contrario al sentido común, y cuya causa le parece desconocida, es por ello que la política es el escenario perfecto para la ejecución de grandes trucos, que bien podrían confundir a más de uno, incluso aquellos magos con orígenes libaneses, que se jactan de ser sumamente experimentados.

Recientemente Tamaulipas vivió uno de los shows mágicos más sui generis, en el que de un solo acto hechiceros guindas lograron desaparecer  la mayoría del Congreso local y arrebatarle a los azulados magos, tierras sagradas como Nuevo Laredo, Reynosa y Altamira, dejando estupefactos a propios y extraños. Pero el show debe continuar, por lo que rápidamente ambos bandos se reagruparon para lo que será el aquelarre principal, junio del 22, fecha en la que se erigirá a quien sostendrá el cetro mágico tamaulipeco. 

Por lo anterior la magia no se hizo esperar y quien rige los destinos de Tamaulipas rápidamente comenzó de manera ortodoxa a ejecutar los tres pasos en el canon de la magia; primero la presentación, detrás de la cortina, apareció a quien él mismo señalo “como alguien que casi no se ve, pero se siente y que pronto será escuchado en todo Tamaulipas”, refiriéndose a Cesar Verastegui, mejor conocido como el Truko, conjuro que dejó frío a más de uno, pasado el asombro, el publico tomó sus teléfonos y comenzó a documentar el acto, videos, audios  y mensajes anunciando a sus familiares, amigos y conocidos el ungimiento del nuevo hechicero circularon por todo el estado, los medios de comunicación de inmediato subieron a las redes sociales notas periodísticas y crónicas sobre lo acontecido, pero el truco de magia apenas comenzaba y el primer acto concluía exitosamente, el ojo del público había sido engañado, al parecer todos habían mordido el anzuelo de Francisco, el gran mago tamaulipeco y con ello daba inicio el segundo acto; La Actuación.

Ante la develación del Truko y fieles a la tradición los cabecistas guardaron un silencio expectante a la espera del giro o actuación, acto en el que el mago desaparece lo que está sobre el escenario y fue justo eso lo que sucedió, Verastegui Ostos “ Truko”, guardo un silencio sepulcral ante los halagos y buenas referencias hacia su persona, simplemente regreso a lo suyo, continuando su pasiva esencia, sin redes sociales, alaracas o pronunciamientos, desapareciendo casi de inmediato de los escenarios, como si su presencia hubiese sido simplemente una carnada, un señuelo con el fin de que algunos se quitaran las máscaras.

Y usted dirá, ¿y el tercer acto? o mejor conocido como “prestigio”, cuyo origen de su significado es el acto en el que el mago hace surgir un objeto de la nada, y el público se levanta y rompe en aplausos, como si acabase de presenciar un milagro, pues ¿Qué cree?, esta parte del truco aún no se consuma, pero imaginemos juntos; que pasaría si el final del espectáculo tuviera un cierre inesperado, y en lugar de que fuera el Truko quien reapareciera en el escenario, surgiera detrás de la capa del Mago Francisco García el único heredero de su linaje, ese que le ha sido leal y fiel desde la infancia, ampliamente conocido en cada rincón del estado, que ha luchado cuerpo a cuerpo en contra de los embates del gobierno central, y que desde el Senado de la República ha defendió los intereses de la nación, dedicado de tiempo completo a contribuir a la gobernabilidad de Tamaulipas y poniendo por encima de todo el respeto al pacto federal, ¿ Qué pasaría si en el acto final y por méritos propios y no por arte de magia apareciera el Senador Ismael García Cabeza de Vaca

Abracadabra…

Por: El Navegante 

fal