Los eslabones que tejen la cadena de confianza

Nos encontramos en la antesala de una Jornada Electoral sin precedentes en la historia de la autoridad administrativa electoral del país

Los eslabones que tejen la cadena de confianza
Dania Ravel / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Nos encontramos en la antesala de una Jornada Electoral sin precedentes en la historia de la autoridad administrativa electoral del país, no sólo por el número de cargos de elección popular que estarán en juego –un total de 20,415, incluyendo 500 diputaciones federales, la renovación de 30 congresos estatales,1,923 ayuntamientos y 15 gubernaturas– sino también porque será la primera vez que se implementen diversas reformas, por ejemplo: la reforma en materia de violencia política contra las mujeres en razón de género (fenómeno que representa uno de los principales obstáculos para que las mujeres  participen y se involucren decisivamente en el espacio público) y la reforma constitucional de “paridad en todo”, bajo la cual por primera vez habrá paridad de género en las candidaturas de los partidos políticos para la renovación de gubernaturas, además de ser las primeras elecciones en las que operó la reelección de diputados y diputadas en el ámbito federal.

Aunado a ello, este es el proceso electoral más incluyente que hayamos organizado hasta ahora, no sólo por el respeto irrestricto al principio de paridad, sino por la instrumentación de una prueba piloto –también inédita– para que las personas que se encuentran en prisión pero que aún no reciben sentencia condenatoria, puedan ejercer su derecho al voto. En paralelo, se instrumentaron una serie de acciones afirmativas para la postulación de las candidaturas a diputaciones en el ámbito federal para garantizar la inclusión y representación política de personas indígenas, afromexicanas, con discapacidad, comunidad mexicana migrante residente en el extranjero y personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+. Asimismo, será la primera ocasión en que se implementen urnas electrónicas en una elección federal –sólo en Coahuila y Jalisco– cuyos votos contarán, además de llevar a la práctica una serie de medidas y protocolos sanitarios para garantizar la emisión de un voto seguro dada la coyuntura actual causada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19).

Es de vital importancia reconocer que aunque la actuación de las autoridades electorales es fundamental, el papel central es de la ciudadanía en los procesos electorales del país, dado que es quien recibe, cuenta y cuida los votos, tarea que estará a cargo de un millón 464 mil 849 ciudadanos y ciudadanas debidamente capacitados por 41,088 Capacitadores y Capacitadoras-Asistentes Electorales (CAE), quienes a su vez se coordinaron por 6,994 Supervisores y Supervisoras Electorales, todos vecinos o vecinas que radican en su mayor parte en las mismas localidades que el electorado, en cada uno de los 300 distritos electorales en los que está dividido el territorio nacional.

Esta elección estará vigilada permanentemente por la ciudadanía, pues habrá 18 mil 946 observadores electorales acreditados quienes podrán supervisar distintas actividades relacionadas con el proceso electoral en curso, además de visitantes extranjeros debidamente acreditados provenientes de 45 países –este proceso electoral intermedio recibió el mayor número de solicitudes de visitantes extranjeros en la historia–estas personas observarán las elecciones junto con las y los representantes de los partidos políticos y candidatos independientes en las mesas directivas de casilla.

Asimismo, el sistema electoral mexicano prevé la realización de conteos rápidos y la operación de los Programas de Resultados Electorales Preliminares (PREP), los cuales son la fuente oficial de información preliminar durante la noche de la jornada electoral. Es importante diferenciar el PREP de los Conteos Rápidos, el primero es un sistema que provee resultados preliminares de las elecciones a través de la captura y publicación de los datos que las y los funcionarios de casilla asienten en cada una de las actas de escrutinio y cómputo –esto quiere decir que la ciudadanía podrá consultar la imagen del Acta PREP correspondiente a su casilla–, y los segundos son un ejercicio estadístico que permite calcular con precisión y confianza las estimaciones de las tendencias de los resultados la misma noche de la elección.

Para estas elecciones tendremos 16 conteos rápidos: uno para estimar los resultados de las elecciones de diputaciones federales y la probable conformación de la próxima legislatura de la Cámara de Diputados y Diputadas, y uno por cada una de las 15 elecciones de gubernatura en los estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Estamos a tan sólo cinco días de la jornada electoral, mañana concluye el periodo de campañas electorales y con ello el debate y promoción de las y los candidatos en el espacio público, dando paso al periodo de reflexión que es un espacio de tres días previos a la jornada electoral en el que la ciudadanía podrá reflexionar y comparar las propuestas que les fueron presentadas, con miras a ejercer el voto de manera informada y libre. En suma, las y los ciudadanos mexicanos no sólo son quienes hacen las elecciones, también se apropian de la contienda entretejiendo una serie de eslabones que construyen una cadena de confianza indispensable para la consolidación de nuestra democracia.

DANIA PAOLA RAVEL CUEVAS
CONSEJERA ELECTORAL
@DANIARAVEL

dza


Compartir