Sábado 19 de Junio 2021
COLUMNA INVITADA

"Debemos seguir adelante"

La producción industrial en diciembre de 2018 cayó en 2.5 por ciento

Luis David Fernández Araya/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México
Luis David Fernández Araya/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

El Fondo Monetario Internacional acaba de anunciar, a modo de reporte meteorológico que se avecina una tormenta económica en el mundo, pero para que esto se dé se necesitan de los nubarrones respectivos y los señaló con claridad y contundencia:

El pleito comercial entre los Estados Unidos y China,

El aumento de las tasas de interés en el mundo,

La desaceleración de la economía China en 2019 y,

El aumento de los niveles de deuda mundiales.

Y esto ha alarmado a propios y extraños, donde las autoridades económicas mundiales han comenzado a tomar medidas, tal es el caso del gigante económico Chino quien ha implementado medidas para acelerar el crecimiento económico pero las cuales no se verán reflejadas en el corto plazo. Sumado a la guerra comercial desatada entre las naciones número uno y dos en importancia económica en el mundo, cuyos estragos se comenzarán a notar en este año. Si al escenario mundial le sumamos algunos indicadores negativos de la economía mexicana el cielo se torna más negro:

La producción industrial en diciembre de 2018 cayó en 2.5 por ciento.

La construcción tuvo una caída del 3.9 por ciento.

El empleo formal creció en 94 mil nuevos empleos, pero respecto a enero de 2018, implica una reducción del 16.8 por ciento

El gasto público está detenido.

Esto como muestra de algunos indicadores que revelan que la economía no se encuentra en su mejor momento, por lo que estamos en espera de saber qué dicen las autoridades económicas mexicanas, conocer cuál es el mensaje para empresas, inversionistas y consumidores, porque de mantenerse así, solo estarían reconociendo o su desconocimiento del entorno mundial y nacional o la simulación de que vamos bien; porque ante la amenaza de una tormenta no basta que nos ofrezcan un paraguas para protegernos de ella.

POR LUIS DAVID FERNÁNDEZ A.

@DrLuisDavidFer

PAL