¿Se discrimina a los médicos privados?

Sorprende la hipersensibilidad con la que un sector ha salido a defender la salud privada. Ojalá lo hicieran con la salud pública

¿Se discrimina a los médicos privados?
Hernán Gómez Bruera / Fuera de Tono / Opinión El Heraldo de México

Al calor electoral, se ha construido una narrativa alarmista y distorsionada, donde pareciera que el gobierno de la República discrimina deliberadamente a los médicos del sector privado y se niega a vacunarlos por razones ideológicas. No parece que sea el caso. 

Ciertamente un número importante de médicos privados aún no han sido vacunados, pero el déficit también existe en el ámbito público. 

Como se detalla el documento de la Política Nacional de Vacunación (https://bit.ly/2OHo3Ho), no hay que olvidar que la primera fase de la campaña se concentraría en el personal médico (doctores, enfermeras, camilleros, etc..) que  se encuentran en la primera línea de atención contra el Covid. Repito: primera línea. En otras palabras, no se trataba de vacunar a todo el personal de los hospitales en esa primera etapa. 

Sí, todavía resta por vacunar a un gran número de integrantes del personal médico del ámbito privado, pero también del sector público, aunque esto no genere el mismo tipo de reacciones entre sectores privilegiadas y medios hegemónicos. 

Según informó en un tuit Jesús Ramírez Cuevas, de los 903 mil 951 trabajadores de la salud, tanto en la primera como en la segunda línea de Covid-19, se han vacunado ya a 654 mil 113 en el sistema público y 19 mil 332 en el privado, equivalente al 78%.

Según las autoridades sanitarias con las que pude conversar, no ha sido sencillo integrar un padrón confiable de personal médico del sector privado, el cual no reportó adecuadamente y en algunos casos habría inflado artificialmente sus listados. 

Al parecer, ciertos hospitales privados incluyeron nombres que no eran parte de la primera línea de atención, pero exigían ser vacunados en contra de lo que establece la política. También había personal administrativo ajeno a la primera línea y se intentó anotar a familiares. 

Ciertamente, no debemos pensar que los médicos del sector privado son únicamente los que trabajan para esos grandes hospitales que parecen hoteles de cinco estrellas. De entre quienes ofrecen consultas privadas, por ejemplo, están aquellos doctores que atienden en unas 18 mil farmacias que tienen consultorios anexos y donde se atiende mucha gente de escasos recursos. 

Aunque hasta ahora las autoridades han considerado que este personal no estaba ante el mismo nivel de riesgo, al menos en la Ciudad de México se calcula que para fines de mayo todo el personal de salud –público y privado— habrá sido vacunado. Esperemos que así sea. 

Por lo pronto, sorprende la hipersensibilidad con la que un sector de la población –especialmente de clase media alta y alta-- ha salido a defender la salud privada. Si también reaccionaran así para defender la salud pública probablemente esta última estaría en otra situación y el país habría llegado mejor preparado a esta pandemia. 

POR HERNÁN GÓMEZ BRUERA
HERNANFGB@GMAIL.COM
@HERNANGOMEZB

jram


Compartir