UN MONTÓN DE PLATA

Ana Botín, de la mano de AMLO

El banco tiene la fortuna de que el Presidente no muestra prejuicios sobre la banca extranjera

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

Santander es un banco que, si uno lo mira con la lupa que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha establecido para evaluar a varias empresas españolas, tendría mucho de qué preocuparse: se estableció en el país a mediados del sexenio de Ernesto Zedillo, al haber adquirido inicialmente InverMéxico y, tras la reprivatización de los bancos, forjó su camino para luego comprar al Grupo Financiero Serfín, en el 2000. De ahí vino su solidificación. Este banco se afianzó en el país en el periodo que el Presidente llama “neoliberal”.

Pero AMLOnunca se ha referido a los bancos españoles valorando su incursión en México como inadecuada o señalando que aquellos ven a nuestro país como “territorio de conquista”, como sí lo ha hecho con otras empresas S españolas como Iberdrola, Repsol y OHL. Algo distinto ve AMLO en Santander que, no importando su tamaño, es valorada adecuadamente por el mandatario mexicano.

Santander hizo una oferta pública de acciones de su filial mexicana en octubre de 2012, lo que fue celebrado. Su entonces presidente Emilio Botín dijo en aquel momento que esa emisión era parte de una estrategia para cotizar localmente a sus grandes filiales, incluida la chilena y la brasileña, y que ese era el camino del crecimiento.

Esta estrategia se revirtió en agosto de 2019, ya con AMLO como Presidente. En esa ocasión se lanzó una oferta de compra por el 24.95 por ciento de las acciones que estaban en circulación. Lo anterior fue ratificado el viernes pasado, cuando Ana Botín tuiteó que cree “en México, en el potencial de su sector financiero y de Santander México”, al revelar que desean comprar 8.3 por ciento de las acciones que están en posesión de sus socios minoritarios.

El presidente López Obrador ha tenido varias conversaciones con Ana Botín, la presidenta de este grupo financiero. Botín es alguien que comprendió la integralidad con la que está gobernando AMLO, y actuó en consecuencia.

El banco tiene la fortuna de que el Presidente no tiene prejuicio sobre la operatividad bancaria extranjera; de hecho, AMLO no parece asociar el concepto de “soberanía” a los servicios financieros, como sí lo hace con la energía.

La apuesta de Botín por México refleja que ha logrado una identificación a plenitud con el Presidente. Quizá la mala noticia es que el mercado bursátil mexicano perderá un banco de clase mundial.

NICOLÁS MARISCAL

El presidente de Grupo Marhnos alió a su empresa con la Universidad Iberoamericana para desarrollar la cátedra: Construir el Bien Común y el Desarrollo Sostenible. Se inscribe en la Agenda 2030 de la ONU, que Marhnos suscribe.

VACACIONES

Estaré de vacaciones unos días. Regreso la semana próxima. Saludos a todos.

Por CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

avh