DEFINICIONES

¿Y las escuelas cuándo?

El mundo al revés: de centros comerciales a bares, pasando por parques de diversión y hasta casinos, todo está abierto… menos las escuelas, cerradas hace un año

Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

A partir de este lunes, en la CDMX reabrirán casinos, boliches y parques de diversión. A partir de hoy, también, cines, teatros y otros establecimientos ampliarán sus horarios y aforos. Prácticamente todo, de restaurantes a bares, pasando por tiendas departamentales, centros comerciales y gimnasios, ya abrió. Qué bueno. ¿Y las escuelas cuándo?

Todo abre, menos los planteles que tienen a millones de niños sin clases presenciales hace ya un año.

Estamos, como país, estacionados en una falsa disyuntiva: abrir escuelas implica riesgo; cerrar es seguro. Una afirmación tramposa: sólo se puede abrir en semáforo verde. Una tesis inviable: abrir cuando los adultos mayores, maestros, papás y mamás (y hasta los menores), estén vacunados (lo que podría ocurrir en uno o dos años, o nunca).

Si no salimos de ese pantano, el futuro de millones de niños seguirá truncándose.

 En abril de 2020, niños de 194 países se encontraban desescolarizados; 91% de los estudiantes de todo el mundo (Unicef). Más de mil 500 millones de menores dejaron de ir a la escuela en algún momento del año pasado. Casi un año después, nuestro país es de los pocos donde el cierre continúa. En casi todo el mundo, los menores han vuelto de distintas formas a clases presenciales o están en ruta a hacerlo, lo mismo Europa que Asia, Sudamérica y EU. ¿Y aquí cuándo?

 Nadie habla de regresar como si nada ocurriera. El COVID sigue. Pero lo conocemos mejor y hemos aprendido, en todos los espacios públicos a convivir con él. Hace siete meses insistimos en estas Definiciones (https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2020/8/28/reabrir-escuelas-202852.html): con medidas sanitarias, aforos controlados, horarios extendidos y privilegiando espacios abiertos, se pueden abrir las escuelas.

Más allá de los prejuicios de algunos, los miedos de otros y las respetables posiciones de cada quien: la ciencia y el conocimiento se acumulan.

Las evidencias recogidas demuestran que, con cuidados, las escuelas no son focos de transmisión. “El daño de tener escuelas cerradas es mayor que el de abrirlas”, Unicef. “Las escuelas, con medidas sanitarias, no son foco de contagio”, OMS.

“El cierre de escuelas prolongado generará una catástrofe generacional”, ONU. Angela Merkel, una voz sensata, ha sido enfática: “las escuelas deben ser las últimas en cerrar y las primeras en abrir”.

En México vivimos el mundo al revés. Todo abre menos los colegios. En nuestro país, Mexicanos Primero, con datos de la SEP, apunta que al menos cuatro millones de niños ya abandonaron sus estudios y quizá nunca regresen a ellos. ¿Cuándo volverán niños a las escuelas? ¿Vamos a seguir permitiendo como sociedad que sigan viendo truncado su desarrollo? Lo de menos es el aprendizaje: ¿qué hay del daño psicológico y emocional? ¿No hay salidas más inteligentes que abrir o cerrar todo? Las clases presenciales son esenciales.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

 

maaz