Monreal vs el Internet

Anunció este lunes que presentará una iniciativa para regular las redes sociales en México como ya lo hacen otras naciones en el mundo

Monreal vs el Internet
Jorge Avilés/ Con H de hacha/ Opinión El Heraldo de México

Hace exactamente 5 años le pregunté a Enrique Peña Nieto sobre la libertad de expresión en redes sociales bajo su administración. En esos días Carmen Aristegui era una mordaz crítica del gobierno y sus reportajes como “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” o “Enrique Peña Nieto, de plagiador a presidente” (una investigación especial sobre la tesis universitaria de Enrique Peña Nieto) inundaban con millones de clicks los principales portales digitales de México. El entonces presidente me contestó que su gobierno era democrático y abierto y que para acreditarlo bastaba ver lo que corría en las redes, y tenía razón. Hashtags como #RenunciaEPN, #ReChingasATuMadreEPN, #EPNdejo eran tendencia nacional y la familia presidencial (incluyendo a sus hijas menores de edad) era vituperada todos los días.

El debate sobre los límites de la libertad de expresión no es nuevo, pero los recientes actos de censura por parte de los multimillonarios dueños de las redes sociales en contra del Presidente de los Estados Unidos llevaron la discusión a un nuevo nivel: ¿Están las redes sociales por encima de la carta magna de un país? ¿Acaso los ricachones del Valle de Silicio son más poderosos que el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas?

La semana pasada el presidente López Obrador acusó a Hugo Rodríguez Nicolat, director de política pública de Twitter para México de tener vínculos con el Partido Acción Nacional y estar ligado al presunto fraude electoral de 2006, cosa que él rechaza: “ni el más obtuso se lo cree” me dijo personalmente. “No conozco en persona al expresidente Fox, dudo que el expresidente Calderón me ubique” argumenta el funcionario de Twitter, quien según su CV entre 2003 y 2005 trabajó como asesor en el senado y entre septiembre y noviembre de 2006, trabajó en la transición presidencial para la toma de protesta del presidente Felipe Calderón. Días después de esta acusación, el gigante de las redes sociales arremetió tirando varias cuentas afines al proyecto del presidente López Obrador, alegando que estas violaban reglas relacionadas con el spam y la manipulación en dicha plataforma. La oposición inmediatamente celebró la censura y le exigió a la plataforma americana hacer lo mismo que hizo en su país: bloquear la cuenta del presidente de la república. Ingenuos, aplaudir la censura es un arma de doble filo.

Inmediatamente, Ricardo Monreal Ávila, coordinador de Morena en el Senado, salió al llamado del presidente y anunció este lunes que presentará una iniciativa para regular las redes sociales en México como ya lo hacen otras naciones en el mundo: Venezuela, Irán, Yemen, Rusia, Arabia Saudita, China y Corea del Norte.

“Un ente privado, por muy poderosos que sea no puede decidir qué personas y qué contenido suprime en su red, porque todos se conectan en redes públicas, que es el internet y el ciberespacio es propiedad de la nación” sentenció el hombre más poderoso del congreso.

Ese es el problema con la censura selectiva. La libertad de expresión debe defenderse siempre, aun cuando las opiniones no nos gusten o puedan ofendernos, de lo contrario estaremos abriendo la puerta a que los gobiernos intenten controlar aún más nuestras vidas. Ah, sí, y si tú eres una de esas personas a la que le ofenden las redes sociales, Tyler, The Creator, uno de los filósofos occidentales más importantes de nuestra generación tiene una solución para ti : “negro, solo cierra los ojos”.

 

POR JORGE AVILÉS
JORGEAVILESVAZQUEZ@GMAIL.COM
@CALLODEHACHA

lctl


Compartir