Globos sin glamour pero con mucho streaming

La pandemia ha movido todo, al grado de que este año predominaron las postulaciones a las películas, series y miniseries que se estrenaron en las diferentes plataformas

Globos sin glamour pero con mucho streaming
Linet Puente / Permanencia Voluntaria / Opinión El Heraldo de México

Se dieron a conocer los nominados para la entrega 72 de los Globos de Oro con un sabor un tanto agridulce en fechas inusuales, con muy poca presencia del cine convencional, pero eso sí con una gran variedad de contenidos en streaming que arrasaron con las nominaciones.

¿Pero acaso esto es bueno para la industria cinematográfica?

Tengo demasiados sentimientos encontrados con respecto a las nominaciones de los Globos de Oro del 2021. De entrada es muy extraño que se hayan dado a conocer hasta ahora cuando normalmente para esta fecha ya sabríamos quienes fueron los ganadores. La pandemia ha movido todo de formas inexplicables, al grado de que este año predominaron las postulaciones a las películas, series y miniseries que se estrenaron en las diferentes plataformas en streaming, más allá de lo que se pudo ver en el cine convencional (que por obvias razones no fue mucho y durante muy poco tiempo debido a que las salas de cine a nivel mundial han estado cerradas desde hace un año). Si bien en la entrega de los Globos de Oro se premia a lo mejor del cine y la televisión, con tanto nominado en contenidos digitales, se siente como si el cine convencional se hubiera borrado del mapa y eso duele mucho. Ahí es en donde mi corazón se siente un tanto devastado, pues si bien disfruto mucho del contenido en streaming, nunca lo cambiaría por la experiencia de asistir a una sala de cine, industria que la está pasando bastante mal en estos momentos debido a la crisis sanitaria.

Dejando los sentimientos de lado, si debo reconocer que la pandemia ha obligado a las streameras (palabra que me acabo de sacar de la manga) ha trabajar a marchas forzadas para generar más y diversos contenidos en internet, y entre ellas se están sacando los ojos y de paso a nosotros porque uno ya no sabe ni por dónde empezar con tantas opciones frente a nosotros. Cabe la pena destacar el gran trabajo que hizo Netflix en el 2020, pues dicha plataforma obtuvo 42 nominaciones en los Globos de Oro entre películas, series y miniseries. Por su parte Amazon Studios, Hulu, Apple TV+, HBO Max y Pop TV también se hicieron notar así como la más novata Disney+ que se alcanzó a colar también con The Mandalorian.

El tema de la diversidad volvió a ponerse sobre la mesa, por la poca presencia de personalidades de raza negra. Con respecto a esto sobresalieron la grandiosa Viola Davis y el fallecido Chadwick Boseman quienes recibieron nominaciones a dichos premios, así como tres mujeres directoras que tendrán gran protagonismo en esta entrega como Chloe Zhao por Nomadland, Regina King por Onésimo Night in Miami y Emeralda Fennell por Promising Young Woman

Sin duda la del próximo 28 de febrero, será una ceremonia muy distinta a lo que estamos acostumbrados a ver porque además de que será vía streaming desde Nueva York y Los Ángeles, sin el glamour de la alfombra roja, veremos muchas caras nuevas y no tan populares, esto también derivado de la gran apertura que se ha dado en los distintos medios audiovisuales. ¿Es positivo? Sin duda, porque es la forma en la que ahora se consumen las historias y así nos quedaremos, por lo que el cine convencional tendrá que hacer un gran esfuerzo para ofrecerle un plus a la gente que los lleve hasta la sala de cine, en lugar de quedarse en la comodidad de su hogar.

Lo que tienes que ver: Palmer

Hace unos días estrenó la cinta Palmer por Apple+ y vaya hallazgo de película. Sencilla, pero con una temática brutal, una historia que me encanta que se ponga sobre la mesa en el cine y en cualquiera de las formas audiovisuales posibles. El filme es protagonizado por Justin Timberlake, quien refrenda su talento no solo en la música sino también en la actuación, interpretando a un ex convicto que en la búsqueda por reinsertarse en la sociedad se topa con Sam, un niño que con apenas unos 8 años, quien además de vivir con una familia completamente disfuncional, sufre de bullying en el intento de definir su orientación sexual a tan corta edad. La próxima semana tendré oportunidad de contarles un poco más a detalle sobre este filme, que se merece una columna completa, pero si tienen chance, los invito a que lo vean en dicha plataforma que cada día me sorprende más por los contenidos tan interesantes que está proponiendo en un momento en el que la variedad en los contenidos por internet es cada vez mayor, como lo pudimos ver al inicio de esta columna con las nominaciones a los Globos de Oro.

Por Linet Puente

hmm


Compartir