El camino de Santiago

Habrá personajes clave del gobierno para mejorar la relación con EU. Uno de ellos, el titular de la UIF

El camino de Santiago
Lila Abed/ Colaboradora/ Opinión El Heraldo de México

Se avecinan roces importantes entre México y Estados Unidos.

La cooperación en materia de seguridad, los compromisos ambientales y de derechos laborales plasmados en el T-MEC, la violación de derechos humanos, las medidas antidemocráticas adoptadas por la 4T, sólo por mencionar algunos. Sin embargo, habrá personajes del gobierno mexicano clave para mejorar la relación con la Casa Blanca. Uno de ellos será el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto.

Mientras la Cancillería hace un constante manejo de crisis de las ocurrencias que surgen de Palacio Nacional, la UIF tiene la oportunidad de posicionarse como un aliado estratégico en materia de seguridad con sus contrapartes estadounidenses. El presidente Joe Biden anunció desde su campaña que una de las prioridades de su gobierno será la lucha contra la corrupción, redoblando los esfuerzos a nivel internacional para brindar transparencia al sistema financiero global.

En Estados Unidos se reconoce la capacidad que tiene el crimen organizado para explotar el sistema de comercio internacional y está consciente que la detección de lavado de dinero en nuestro país es de bajo riesgo debido a las vulnerabilidades del sistema financiero mexicano. El Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) dio a conocer, en la cuarta ronda de evaluaciones mutuas, que México sólo cumple con cinco de las 40 recomendaciones que están establecidas. Es por ello que este año, GAFI realizará una reevaluación del sistema mexicano para conocer los avances alcanzados con el gobierno actual.

Santiago Nieto se convierte en una pieza clave en la relación bilateral, desde su llegada se han detectado operaciones vinculadas con el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo. Durante la presente administración, se han bloqueado seis mil 356 millones de pesos, 333 millones de dólares y 16 mil 500 euros, provenientes de las actividades de la delincuencia organizada.

Un ejemplo reciente fue la Operación Caribe, que, en colaboración con el FBI, logró identificar a una organización criminal integrada principalmente por rumanos, cuyo objetivo era la alteración de cajeros automáticos, para sustraer los datos de tarjetas de crédito y débito.

En cuanto a la Ley del Banco de México, Nieto se opuso a su aprobación debido a que podría generar un posible incumplimiento a las recomendaciones del GAFI dentro del marco de la quinta ronda de evaluaciones mutuas, en particular con la recomendación 10, la cual obliga a las instituciones de crédito verificar el origen de los recursos. Es decir, si los bancos no llevan a cabo una debida diligencia del cliente, Banxico quedaría expuesto a recibir recursos de procedencia ilícita, generando un riesgo en la reputación del país en detrimento del sistema financiero mexicano.

El gran desafío que tiene por delante es que, en gran parte, su éxito depende de los intereses y las prioridades del Presidente y por ende, del Congreso mexicano. Lo que es indudable es que Santiago Nieto se ha convertido en un punto de referencia y convergencia en la relación bilateral entre México y Estados Unidos.

POR LILA ABED
POLITÓLOGA E INTERNACIONALISTA
@LILAABED

avh 

 


Compartir