Va contrarreforma energética

El presidente Andrés Manuel López Obrador decidió enviar una iniciativa preferente para reformar la Ley de la Industria Eléctrica

Va contrarreforma energética
Luis Soto/ Agenda Confidencial/ Opinión El Heraldo de México

Uno de los pilares de la Reforma Energética aprobada en la administración peñanietista, resultó ser como los de Doña Blanca: sólo estaban cubiertos de oro y plata, según la ronda infantil. Peor todavía, su estructura fue producto de la corrupción, de los sobornos, de las marrullerías, por lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió enviar una iniciativa preferente para reformar la Ley de la Industria Eléctrica.

El 22 de julio del año pasado ya nos había dado un adelantito en un memorándum dirigido a los integrantes de los organismos reguladores del sector energético, que contiene los lineamientos básicos de la nueva política energética, que establece la forma de alimentar al sistema eléctrico nacional;  en primer lugar, subirse a la red de distribución la energía producida en las hidroeléctricas;  en segundo, lo generado en otras plantas de la CFE; en tercero, la energía eólica o solar de particulares, y al final, la energía de ciclo combinado. La iniciativa de reforma confirma el orden y detalla cada uno de esos puntos.

  Como la carnita del marrano, la exposición de motivos no tiene desperdicio. Empieza diciendo: “Desde hace más de tres décadas, en el marco de la política neoliberal o neoporfirtista, se fue imponiendo un proceso de privatización para debilitar y transferir empresas públicas a particulares y despojar a los mexicanos de la riqueza petrolera y de la industria eléctrica nacional”.  ¡Nos volvieron a saquear, pues!    

Agrega: “En el gobierno anterior se otorgó plena cobertura legal a esta política con la llamada reforma energética consistente en modificaciones institucionales y legales a base de sobornos entregados a legisladores mediante el engaño mediático a la población. Falseando la realidad, se dijo que dicha reforma se traduciría en la llegada masiva de inversiones extranjeras, en más producción de petróleo, gas y electricidad, y en mejores precios de estos energéticos para beneficio de los consumidores y desarrollo del país.” ¡Nos engañaron!

Denuncia también que “Todo se tradujo en negocios lucrativos para empresas particulares y políticos corruptos, transitando al apoderamiento privado del mercado eléctrico. La Comisión Federal de Electricidad quedó fracturada, casi en ruinas; endeudada, obligada a otorgar toda clase de subsidios a sus supuestos competidores, por tanto, con capacidad productiva disminuida y sometida a una regulación que privilegia a los particulares”

¡En la madre! Exclama el respetable.

AGENDA PREVIA

Lo que no te mata, fortalece. Y tal parece que, bajo ese lema, el guerrerense Armando Ríos Piter está de regreso en el escenario político nacional. Luego de luchar contra corriente para ser candidato presidencial independiente en 2018, entendió que los caminos para cambiar la realidad de millones de mexicanos, tiene que pasar aún por el esquema de partidos políticos. 

De ahí pues que en este 2021, el “Jaguar” regresa para tener presencia desde el corazón de México. Rompiendo paradigmas, presidirá el recién creado Partido Fuerza por México en la City, desde donde empujará una agenda a su estilo: innovadora, fresca, diferente, proyectando a nuevos cuadros y, sobre todo, sin improvisaciones. Su campaña en 2018 despertó el ánimo de muchos y demostró que sí se puede hacer política desde una perspectiva distinta a la que nos tiene acostumbrada los actuales políticos.

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM 
@LUISSOTOAGENDA
 

 

 

avh


Compartir