Taiwán, Aliado confiable para México en busca de una recuperación

México es el primer socio comercial de Taiwán en América Latina y tiene ahora la oportunidad de entablar relaciones más sólidas

Taiwán, Aliado confiable para México en busca de una recuperación
Armando Cheng/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Durante mi mandato como representante del gobierno de la República de China (Taiwán) en México, he trabajado en impulsar la cooperación bilateral y reforzar vínculos cada vez más fuertes y multifacéticos. Puedo atestiguar la colaboración continua entre ambos países, como en la exitosa colocación de un bono por 3,000 millones de dólares a 50 años en el mercado de Taiwán, el pasado 4 de enero de 2021. Es una de las emisiones de más largo plazo en la historia de México y muestra de la confianza de los inversionistas taiwaneses en el país, según el secretario de Hacienda, Arturo Herrera. El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, comentó en Twitter que cubría 35% de los requerimientos en moneda extranjera del paquete económico mexicano de 2021.

Otra medida que brinda una base sólida para la cooperación fue la firma virtual del Memorándum de Entendimiento entre el Consejo Nacional Agropecuario de México (CNA) y la Asociación Nacional de Agricultores de Taiwán (ANA) el 19 de enero último, para estrechar el intercambio comercial. Su principal objetivo es posicionar las ofertas agrícolas mexicanas y taiwanesas, a través de la apertura de nuevos mercados y actividades de cooperación e inversión para la diversificación de las exportaciones.

Hay condiciones para generar más oportunidades comunes entre Taiwán y México. Taiwán es un importante proveedor mundial de productos de las tecnologías de información y comunicación (TIC), semiconductores, autopartes, construcción, ferretería, maquinaria y piezas, etc., y recientemente ganó prominencia por su gran capacidad para fabricar chips informáticos de última generación, cuando la industria automotriz sufrió de su escasez para equipar sensores de estacionamiento o de reducción de emisiones. Con eso, Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, la mayor empresa de fundición del mundo y productora de chips para teléfonos inteligentes, inteligencia artificial y computación de alto rendimiento, se encontró en el radar.

México es el primer socio comercial de Taiwán en América Latina y tiene ahora la oportunidad de entablar relaciones más sólidas. El comercio bilateral representa 9,790 millones de dólares estadounidenses, y las empresas taiwanesas crean 60,000 empleos directos en México. Por ello, creo firmemente que podrá detonar un momentum de crecimiento a través de la adhesión del país al TIPAT y la Alianza del Pacífico (AP), tanto por la importancia de mirar hacia el mercado taiwanés, con su poder adquisitivo de 56,760 dólares anuales per cápita y su población de 23.6 millones de habitantes, como por la complementariedad en bienes e inversión, y el beneficio mutuo al compartir el rendimiento de la economía. 

Taiwán se ha vuelto cada día más grande para ignorarla; es, y será una nación confiable en temas de colaboración con México. Por ello me atrevo a  llamar al gobierno y al sector privado de México para que respalde el ingreso de Taiwán como miembro del TIPAT y como observador en la AP, para fortalecer la cooperación, recuperar la economía y contribuir al bienestar del pueblo mexicano.

 

POR ARMANDO CHENG
DIRECTOR GENERAL DE LA OFICINA ECONÓMICA Y
CULTURAL DE TAIPEI EN MÉXICO
 

lctl


Compartir