DEFINICIONES

El circo de San Lázaro

La Cámara de Diputados está convertida en una carpa donde hay show, payasos, enanos, trucos, magia y malabares

OPINIÓN

·
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

Hace rato que la Cámara de Diputados está convertida en circo. Es una carpa donde hay show, payasos, enanos, trucos, magia y malabares. Pero a diferencia de las carpas circenses, en San Lázaro, la función la pagamos los ciudadanos. Una función que, por cierto, no fue solicitada por quienes erogamos más de 7 mil millones de pesos cada año.

La última puesta en escena la vimos el pasado viernes, durante la comparecencia del consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova. Morena y sus aliados lo quisieron llevar al paredón, pero terminaron fortaleciéndolo. Córdova libró bien los cuestionamientos y los diputados de la mayoría se quedaron en la diatriba y el escándalo.

Pese a que la razón les asiste, al menos en lo que toca al dispendio y la carretada de recursos que el Instituto pide para el próximo año (más de 24 mil millones de pesos), su manera de protagonizar el espectáculo terminó por hacerle un favor al consejero presidente que tuvo un día redondo.

Los legisladores se llenaron la boca hablando de los altos sueldos en el INE, pero ellos mismos se están sirviendo con la cuchara grande. Con los recientes ajustes que se aplicaron a sí mismos, los diputados federales pueden recibir al mes hasta 234 mil pesos libres; tres veces más los 74 mil 672 pesos que reciben de dieta mensual.  Porque a su sueldo, hay que sumar 45 mil 786 pesos de asistencia legislativa –¡les pagan por ir!, 28 mil 772 de atención ciudadana, 60 mil -en promedio- por “apoyo de transporte, 40 días de dieta sin pago de impuestos, 58 mil 297 –una vez al año- para su informe de actividades, vales de despensas, vales de alimentos, gasolinas...

“Cobran 300 mil pesos, tan tranquilamente (…) tres veces más que el compañero Presidente”, gritaba el diputado Gerardo Fernández Noroña, del PT. En otro momento, legisladores de Morena exhibieron un cartel donde se leía que el consejero presidente ganaba 364 mil 702 pesos netos al mes. En realidad, la remuneración es de menos de la mitad. El sueldo neto mensual es de 178 mil pesos, según la Plataforma Nacional de Transparencia.

Si bien Córdova y los demás consejeros ganan más que el presidente –que tiene un salario de 112 mil 646 pesos-, su sueldo no es tres veces mayor.

•••

La discusión sobre la confianza y legalidad de las elecciones está superada. ¿Podemos pasar a lo que sigue? ¿No es posible ser más creativos, innovar, para bajarle a los costos a nuestra democracia? En serio, ¿casi 4 mil millones de pesos para una consulta, como la de revocación? Eso está pidiendo el INE. Es una carretada de dinero que no habla más que de ineficiencia; un gasto grosero, obsceno. Por no usar más y mejor la tecnología, por seguir gastando a manos llenas, nuestra democracia es la más cara del mundo y el INE, es uno de los órganos electorales más costosos del planeta. Y que no se enreden en la bandera de la defensa de la democracia y los órganos autónomos. Esa es la salida fácil, y también tramposa. Cuando se critica el dispendio –de consejeros y diputados-, no se ataca la democracia, al contrario, se le defiende.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

CAR