COLUMNA INVITADA

Día de Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química

El único homenaje que cabe rendir es el de librar al mundo de esas atroces armas

OPINIÓN

·
António Guterres / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

El Día de Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química es una ocasión para rendir homenaje a quienes perdieron la vida o sufrieron a causa de estas atroces armas, para evaluar cuánto hemos avanzado en la prevención de su empleo y para renovar nuestra determinación de lograr un mundo sin estos artefactos.

El único homenaje que cabe rendir a las víctimas de la guerra química es el de librar al mundo de esas armas de una vez por todas.

Su empleo, del tipo que sea, es inaceptable y constituye una violación manifiesta del derecho internacional. Resulta imperioso encontrar a los responsables y hacer que rindan cuentas. Tenemos la responsabilidad, sobre todo con los afectados, de asegurarnos de que se rindan cuentas por el uso de ellas.

La ONU apoya los esfuerzos para defender la norma que prohíbe las armas químicas y relegar a la historia estos instrumentos horripilantes.

POR ANTÓNIO GUTERRES
SECRETARIO GENERAL DE NACIONES UNIDAS

CAR