COLUMNA INVITADA

Aferrados

Si el expresidente Enrique Peña Nieto hubiera ejercido una quinta parte del poder presidencial como lo ha hecho el actual presidente Andrés Manuel López Obrador

OPINIÓN

·
Martha Gutiérrez / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Si el expresidente Enrique Peña Nieto hubiera ejercido una quinta parte del poder presidencial como lo ha hecho el actual presidente Andrés Manuel López Obrador, el PRI jamás hubiera perdido en 2018, y como muchos pensaban o esperaban se hubiera quedado medio siglo más en el poder.

Parecería obvio y hasta absurdo escribir sobre ello, sin embargo lo considero importante, justo porque estamos atravesando por un momento de alta tensión y lucha de poder que tendrá serias y profundas consecuencias, sobre todo porque basados en la traición y el desgobierno, aspiran a vencer a quien hoy ejerce la soberanía, como representante del pueblo.

En la intriga, la oscuridad y la decisión burocrática pretenden armar un juego para recuperar privilegios y la supuesta representación de la población. Esto no debe pasar desapercibido precisamente por el momento que vivimos, y menos aún, con un Ejecutivo que ejerce el poder con tanta fuerza y que hasta el momento cuenta con una importante percepción positiva.

Habo de la oposición, que sin reconocer del todo sus constantes errores y limitaciones, ahora, piensan que a través de Ricardo Monreal pueden lograr la implosión de Morena, y profundizar su misma estrategia del 2021.

Sin embargo lo que ocurre actualmente en Zacatecas con una embestida poderosa de los grupos criminales en el territorio que lograron que el gobernador David Monreal, hermano del coordinador de la bancada de Morena en el Senado, haya sido reducido a un gerente sin empresa, y que su otro hermano, el Presidente Municipal de Fresnillo se haya contactado directamente con el Ejecutivo Federal para solicitar auxilio, respaldo y ayuda, es relevante.

No sólo por el hecho de que el Presidente de la República acudió al municipio sin haber invitado a su bastión político y económico al líder de Morena en el Senado, sino que además éste tuvo que escuchar los reclamos hacia su hermano el gobernador, quien no escucha a nadie, tiene entregado el territorio estatal a los criminales, y que a pesar de la delicada situación por la que atraviesa su Estado, para variar gobierna con la acostumbrada apatía y desdén hacia los asuntos de mayor importancia, que lo caracterizan.

A esto se añade la operación política en sus "otros" terrenos de la Ciudad de México. Donde Sandra Cuevas, ha cambiado de funcionarios tres veces en tan sólo dos meses de gestión por las renuncias presentadas a partir de las denuncias por los excesos personales, soberbia, violencia y el absoluto desaseo político, por lo que el propio Monreal terminó por enviar a operadores de tercer o cuarto nivel de Zacatecas a la capital de país, y la otra alianza con Marcelo Ebrard a través de Vidal Llerenas que opera en Álvaro Obregón, que en esta semana recibieron la noticia de que la UIF le congeló las cuentas a la familia del fallecido Leonel Luna por no acreditar su origen; por otra parte, se emitió una orden de aprehensión en contra de un funcionario de la actual administración de apellido García Landeros, quien se encuentra prófugo, además de la detención en flagrancia de la titular de la ventanilla única por actos de corrupción.

Por alguna razón algunos actores que en el pasado jugaron de esta misma forma en contra de Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox y varios más se ilusionan pensando que con travesuras y presiones harán que el actual Presidente los deje pasar como si nada, e que incluso triunfarán, aceleran y se frotan las manos haciendo alianzas con uno de los aspirantes presidenciales de Morena.

Las ilusiones vanas en política se pagan y tiene castigo, pero sobre todo aquellas basadas en la intriga, el desgobierno, la ineptitud, la ambición, y el absoluto desconocimiento de las estructuras sociales, el funcionamiento de los servicios públicos, una irreverente y total soberbia que siempre trae consigo mucho daño, pretendiendo hacer de la inestabilidad su fortaleza, cuyo costo lo terminan pagando los ciudadanos.

Mientras tanto, jugando como siempre a la política, Dante Delgado se deja coquetear, sonríe y se ofrece para que MC sea el receptor.

El sistema político que tenemos es tan bondadoso y flexible que en la misma Constitución Federal caben igual Lázaro Cárdenas, Adolfo López Mateos, Luis Echeverría, Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox y con la cual Andrés Manuel López Obrador les dará una lección más. Esperemos, que la salida a todo esto sea de una vez por todas la depuración de todos estos personajes responsables de erosionar la política, para que por fin, desde los ciudadanos podamos iniciar con la reconstrucción de partidos y liderazgos.

Y no es pregunta.

POR MARTHA GUTIÉRREZ
ANALISTA EN COMUNICACIÓN POLÍTICA
@MARTHAGTZ

MAAZ