COLUMNA INVITADA

2022: retos y acciones inmediatas

La magnitud del desafío implica una serie de acciones que necesariamente tienen que realizarse con mucha anticipación para la jornada electoral

OPINIÓN

·
Oswaldo Chacón / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

El 5 de junio se renovarán las gubernaturas de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, así como las presidencias municipales de Durango y el Congreso local de Quintana Roo. Corresponde a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPL), en coordinación con el Instituto Nacional Electoral (INE), el reto de organizar ejemplarmente dichos comicios, y con ello garantizar que el electorado de estos estados tenga la oportunidad de ejercer su derecho a elegir a quienes tomarán decisiones vitales que impactarán su vida y la de sus seres queridos en los años venideros.

La magnitud del desafío implica una serie de acciones que necesariamente tienen que realizarse con mucha anticipación para que la jornada electoral pueda llevarse a cabo. Muchas de ellas se realizan dentro de la etapa preparatoria de los procesos electorales que arrancan en fechas distintas en cada entidad federativa. Recordemos que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha reconocido las facultades de atracción del INE para homologar fechas de los calendarios electorales locales, pero en el caso del inicio de los procesos electorales la Sala ha reconocido la soberanía de los congresos locales. De tal suerte que, mientras en Aguascalientes, Durango, Oaxaca y Tamaulipas los procesos electorales ya han iniciado formalmente, en Hidalgo y Quintana Roo iniciarán el próximo mes de enero.

Pero, independientemente de que hayan o no iniciado formalmente el proceso electoral, las instituciones electorales ya han venido realizando acciones y en lo que resta de este 2021 deben aprobar otras determinaciones para darle mayor certeza a las y los contendientes, como la aprobación de lineamientos para que los partidos políticos cumplan con acciones afirmativas, y para darle viabilidad al desarrollo del proceso, los lineamientos para integrar los consejos distritales y municipales.

Sin embargo, quizá la parte más complicada en esta fase preparatoria sea la negociación presupuestal con los gobiernos correspondientes. A nivel federal, el INE ha declarado que la reducción presupuestal no afectará sus responsabilidades en las elecciones locales y los OPL ya aprobaron su anteproyecto de presupuesto, en los que se contemplan los recursos necesarios para el desarrollo de cada una de las etapas de sus procesos electorales, y los cuales han sido turnados a los gobiernos locales para que sean presentados a los congresos locales. Los montos varían en función del número del electorado, de elecciones a organizarse y de las particularidades de cada estado. Para actividades de los procesos electorales locales, en Aguascalientes solicitaron 117 millones 764 mil 699 pesos, en Durango 132 millones 635 mil 534 pesos, en Hidalgo 276 millones 568 mil 274 pesos, en Oaxaca 319 millones 587 mil 162 pesos, en Quintana Roo 384 millones 823 mil 604 pesos y en Tamaulipas 286 millones 947 mil 792 pesos.

Corresponde a los congresos locales aprobar dicha solicitud presupuestal a más tardar el 31 de diciembre. Se espera que en cada entidad las élites políticas sean sensibles a la importancia de que los OPL cuenten con los recursos suficientes para sacar avante cada elección y no se ponga en riesgo por estos asuntos ninguna actividad relevante del proceso electoral. Lamentablemente, ya ha habido malos antecedentes de gobiernos locales que no han asumido su responsabilidad y la ministración presupuestal ha tenido que resolverse en instancias jurisdiccionales. Ojalá en esta ocasión prevalezca el sentido de responsabilidad y con ello se abone a la certidumbre de los comicios.

POR OSWALDO CHACÓN ROJAS

@OSWALDOCHACON76

O_CHACON@YAHOO.COM

Presidente del Consejo Directivo de la Asociación de Instituciones Electorales de las Entidades Federativas (AIEEF)

PAL