UN MONTÓN DE PLATA

Alerta roja automotriz

El Inegi reportó ayer que la producción total de vehículos ligeros en México, durante septiembre, registró una caída de 33 por ciento

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

El  sector automotor no la está pasando bien en México. Los datos revelan una afectación profunda de la capacidad de producción y exportación de esta importante industria. Es un daño colateral causado por la lucha de gigantes derivada de la escasez de chips. La afectación es grave. Veamos los datos.

Ayer el Inegi reportó que la producción total de vehículos ligeros en México durante septiembre se desplomó 33 por ciento. Es una caída brutal en medio de un año de recuperación.

En consecuencia, las exportaciones automotrices cayeron 24 por ciento, para totalizar únicamente en 195 mil unidades.

Es gravísimo: en el peor momento de la pandemia, hace un año, en septiembre de 2020, se producía y se exportaba mucho más. Afortunadamente los datos acumulados para todos los meses de este año reflejan una afectación menor a lo que ocurrió en el noveno mes del año.

No obstante, si septiembre fue el inicio de un patrón que se agravará hacia el cierre de 2021, estamos ante un problema de dimensiones incalculables.

Y, ¿por qué es tan grave la situación? Porque hay otros países que, incluso con la escasez de chips, no caen.

Tomemos el caso de Corea del Sur, cuyas exportaciones en el primer semestre de este año se dispararon 28 por ciento, de acuerdo con datos del Ministerio de Comercio, Industria y Energía. En la primera mitad del año las exportaciones de autos desde esa nación crecieron a doble dígito. Tan sólo las exportaciones de autos híbridos y eléctricos fabricados en ese país crecieron 63 por ciento.

Los datos más recientes de Corea confirman esta bonanza. En agosto, sus exportaciones de vehículos crecieron 4 por ciento, mientras que las exportaciones mexicanas cayeron en ese mismo mes 19.58 por ciento. Los autos coreanos se están vendiendo como pan caliente en Europa, donde las ventas crecen 64 por ciento. Toda la industria automotriz surcoreana está volcada en vender autos eléctricos e híbridos.

¿Qué significa esto? Que México podría perder velozmente el estatus de jugador privilegiado del sector. Ante ello, urge que el presidente Andrés Manuel López Obrador y sus secretarios Tatiana Clouthier y Rogelio Ramírez de la O actúen, y que lo hagan en concordancia con José Zozaya, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Si México se descalabra en esta industria, difícilmente se podrá consolidar una recuperación general y consistente del PIB. El daño podría contenerse todavía, aunque no evitarse, porque incluso los datos individuales por marca reflejan las heridas en nuestro sector. Véase por ejemplo el número de autos producidos por parte de General Motors de México: caída de 19.3 por ciento en el período enero-septiembre de 2020. ¡Uf!

ALTÁN

Salvador Álvarez, CEO de Altán Redes, informó que su empresa llegó a cuatro millones de usuarios finales, incluida la población de 84 pueblos mágicos.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

PAL