ALHAJERO

La Cámara del rencor y la intolerancia

La Cámara de Diputados no puede ser el recinto de la intolerancia y el caos, acusó el presidente de la Mesa de Decanos, Augusto Gómez Villanueva

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

La Cámara de Diputados se ha vestido de rencor y de intolerancia.

Desde el oficialismo (Morena, PT, Verde) se busca humillar a los otros (los adversarios) a golpe de votos. Unas veces despreciándolos —sin aceptar el debate—; otras, a gritos, denostándolos, dándoles la espalda mientras hablan en tribuna, llamándolos traidores, farsantes, hipócritas, ratas, corruptos, usurpadores, mangantes, hijos de Calderón...

La respuesta de la oposición (PAN, PRI, PRD y MC) tampoco es muy distinta que digamos. Sin el menor reparo denuncian y se desgarran las vestiduras ante las mismas trampas y triquiñuelas que otrora aplicaron; lanzan provocaciones, abandonan el salón a conveniencia, se mofan de los 4teros, los tildan de borregos, ignorantes, pillos, cobardes, filibusteros parlamentarios… Todo ello a la vez, hasta que los ánimos se desbordan y los legisladores terminan en pleno zafarrancho en la tribuna del salón de sesiones.

¿Y el tema a discusión? ¿La miscelánea fiscal? Convertida en pretexto para sacar raja política y atacarse unos a otros.

Los pocos elementos que salieron a relucir en defensa de la iniciativa del gobierno, nomás no ayudaban a clarificar las dudas. Todo se enredaba en la ideología y terminaba en verdades a medias en el mejor de los casos.

La decisión de Morena y sus aliados de rechazar toda discusión a las reservas presentadas por la oposición, aunaron a la confusión. No se explicaba con claridad de qué trataban los artículos que impugnaba la oposición.

De hecho, buena parte del pleito ocurrido antenoche se hubiera evitado si entre los morenos y sus aliados hubieran explicado con claridad cómo aplicaría el Artículo 151 (que limita la deducción de donaciones a organizaciones de la sociedad civil).  Que hubieran aclarado —como lo hizo ayer la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, con Denise Maerker— que la limitación a las donaciones no aplicará a las personas morales (los grandes donantes). Que se hubiera convencido desde la tribuna, con datos específicos, que esta medida no respondía a una animadversión del Presidente de la República hacia las organizaciones de la sociedad civil, sino que responde “al rudo y cruel tema de la elusión y la evasión fiscal”.

Pero no fue así. Lo vivido en el salón de plenos de San Lázaro, como advertiría en un momento dado el diputado priista Augusto Gómez Villanueva, es precisamente lo que no debería ser: un recinto en el que campea “la intolerancia y el caos”.

•••

GEMAS: Obsequio de la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, durante el encuentro de gobernadores del sureste con el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar: “A mí me dijeron ‘ese tema no lo toques’ (migración). No sé por qué me lo quitaron a última hora, pero así son las cosas aquí. Me dijeron ‘no hables de migración, habla de otras cosas’”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

MAAZ