AL MANDO

Vulnerabilidad digital ¿estamos preparados?

Las compañías en América Latina tienen en las plataformas de Facebook su principal canal de ventas y de logística

OPINIÓN

·
Jaime Núñez / Al Mando / Opinión El Heraldo de México

Hace unos días experimentamos una caída histórica de redes sociales y servicio de mensajería, cuando Facebook, WhatsApp e Instagram estuvieron fuera de servicio por más de seis horas. Para Mark Zuckerberg se habla de una pérdida de más de seis mil millones de dólares.

Empresas en América Latina tienen en las plataformas de Facebook su principal canal de ventas y logística, y según la herramienta Cost of ShutdownTool, Brasil pudo perder más de 24 millones de dólares; México, más de 13 millones de dólares y Argentina, más de siete millones dólares. En nuestro país, 80.9 millones de usuarios de WhatsApp vieron interrumpida la comunicación. Más que cifras para alarmarnos, son para reflexionar y dimensionar la manera en la que nuestra dependencia hacia la tecnología e internet se ha incrementado exponencialmente.

Hablando sobre los servicios de Nube Pública, se prevé que el gasto mundial del usuario final en esta herramienta crecerá 23.1 por ciento en lo queda de 2021, hasta poco más de 332 mil millones de dólares, frente a 270 mil millones de dólares de 2020, según el último pronóstico de Gartner. Con este panorama y por ser una de las empresas mexicanas que lideran esta industria, KIO Networks, de Sergio Rosengaus, se ha dado a la tarea de organizar el primer foro virtual Think&Transform, en el que el 28 de octubre CEO's de las principales firmas en México como Renault, L'Oréal, Danone y Manpower, compartirán su experiencia en su camino a la transformación digital. Participarán gurús como Uri Levine, cofundador de Waze y Adam Greenfield, autor de Radical Technologies.

EL DESASTRE ECOLÓGICO

Las organizaciones EnvironmentalDefenseFund México (EDF), que dirige Rafael Ortiz, e Impacto Colectivo por la Pesca y Acuacultura Mexicanas, que coordina Luis Bourillón, tienen un estudio de cambio climático, el cual evidencia el severo impacto no sólo de la vida, sino el bienestar de miles de personas, cuyos efectos son devastadores para el océano, pesca y comunidades costeras, y que con la pandemia se profundizaron e impactaron a la economía.

Los hallazgos del informe, que harán público en los próximos días, será clave para impulsar lineamientos para la adaptación al cambio climático del sector pesquero y acuícola, que representa dos millones de empleos directos e indirectos. Y es que la extensión de litorales, su posición geográfica e influencia internacional, pueden hacer de México el referente de una pesca más sostenible y responsable que ofrezca bienestar y un medio de vida digno, al tiempo de apoyar objetivos de seguridad alimentaria y la recuperación económica tras la pandemia.

POR JAIME NÚÑEZ
JAIME_NP@YAHOO.COM
@JANUPI

PAL