ESCENARIOS NACIONALES

Tres claros punteros en MORENA y el arte de no salirse de la fila

Las imágenes llegadas desde Chilpancingo este viernes, del senador Ricardo Monreal Ávila dándose un cordial abrazo con la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum

OPINIÓN

·
José Luis Camacho Acevedo / Escenarios Nacionales / Opinión El Heraldo de México

Las imágenes llegadas desde Chilpancingo este viernes, del senador Ricardo Monreal Ávila dándose un cordial abrazo con la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, a manera del histórico abrazo de Acatempan, de inmediato inundaron las redes sociales, pues son dos personajes que están en el imaginario colectivo de lleno en la pugna por la sucesión presidencial del 2024. 

Esto sucedió durante la toma de protesta de Evelyn Salgado como gobernadora de Guerrero, quien por cierto se vio muy bien respaldada con la llegada de tan notables personajes de la política. 

Hay muchas especulaciones de que la preferida “del Profesor” es doña Claudia y de que Monreal ya está lejos del corazón de quien habita en Palacio Nacional, no coincido con ello, el senador zacatecano ha demostrado ser pieza clave y de toda la confianza del presidente en repetidas ocasiones.  

Completa la terna de punteros presidenciables por MORENA el canciller Marcelo Ebrard quien también ya levantó la mano y ha dicho a diestra y siniestra que también quiere ser “el gallo” para el 2024. 

Aún falta mucho tiempo para el momento de las definiciones, sucederán cosas que adelantarán o rezagarán a los contendientes, el arte consistirá en mantenerse en el ánimo primero del presidente y después del electorado. Y aquí sobresale el gran colmillo y olfato político del presidente de la junta de coordinación política del Senado quien sabe manejar muy bien la distancia adecuada de los reflectores dependiendo del momento, además claramente su posición en el Senado es menos accidentada que la agenda desgastante de sus contrincantes con lo que ocupa una posición menos vulnerable. 

Ricardo Monreal también ha dicho que no es suicida y que no se confrontará con el presidente López Obrador, pues lo admira y le tiene respeto, pero dentro de Morena si propugnará porque haya “piso parejo”. 

En Chilpancingo se vio a un Monreal firme en su decisión, a los reporteros les dijo muy claro: Por supuesto, estaré en la boleta y tengo respeto por la Jefa de Gobierno. Seguramente estaremos juntos en la final y yo la voy a respetar siempre. Nunca voy a hablar mal de ella. Quiero ganar a la buena y la necesitamos.  

En un inteligente juego de palabras en donde “ganar a la buena” también significa ganar “a la que dicen es la buena”. 

Momento de definiciones para la alianza va por México entre PRI, PAN y PRD. 

En diciembre del año pasado, en el último día como fecha límite de presentación y suscripción de coaliciones ante el Instituto Nacional Electoral (INE), las dirigencias nacionales de PRI, PAN y PRD presentaron la alianza denominada VA POR MÉXICO, fundada, según sus propias declaraciones, como un proyecto que se construyó desde la sociedad civil con el objeto de lograr una nueva mayoría en el Congreso para generar alternativas y detener el retroceso que sufre el país (SIC). 

Muchos lo tomaron como un ejercicio desesperado por evitar su caída libre y de alguna manera detener el crecimiento sostenido del partido gobernante en las simpatías del electorado. 

Los detractores de los alguna vez grandes partidos de México (PRI, PAN y PRD), señalaron de desesperada la intentona, al grado de tener que aliarse con los odiados rivales de tantas ocasiones. 

Pero así lo hicieron y les dio resultado, a muchos mexicanos les hizo sentido el beneficio del contrapeso legislativo para obligar al ejecutivo a dialogar, consensuar y considerar posturas antagónicas. Recordemos que la anterior legislatura fue tristemente marcada como oficialía de partes. Ahí está la frase autoritaria del presidente y de MORENA de no mover ni una coma a la instrucción presidencial. 

Toca el turno de dar resultados y responder al electorado que les favoreció con su voto. La reforma constitucional en materia energética será la prueba de fuego para ver el real compromiso y la cohesión prometida. 

No debe ser una postura a la ligera, el PRI fomenta la incertidumbre con las indefiniciones en el tema energético, si bien han dicho que lo quieren estudiar y discutir a profundidad para apoyar lo que más convenga a la ciudadanía, también hay voces que aseguran están buscando únicamente negociar fueros y privilegios por asuntos personales. 

El numerito de la Alianza por México al PRI sí le funcionó. La gente confió en ellos y en su palabra. Los diputados priístas que den la espalda al electorado y a sus intereses, serán perfectamente reconocidos y señalados. Se lo deben pensar mejor porque esto no terminará ahí. 

Buena señal la reunión de los presidentes de los partidos junto a representantes distinguidos de la sociedad civil. Ahí expresaron que son una coalición que se fortalece cada día, ratificaron la alianza y anunciaron ir en un auténtico bloque legislativo. 

Además, en la semana, los dirigentes parlamentarios de los partidos de la Alianza acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para ir juntos en acción de inconstitucionalidad en contra de la Ley federal de revocación de mandato. 

El Presidente hace lo suyo, los divide, los intriga, los contrapuntea. Un día les hace un llamado para retomar el rumbo y congraciarse con la historia y la nación y al día siguiente los llama promiscuidad política. Genio y figura.  

Misceláneas 

El gobernador de Guanajuato, el panista Diego Sinhué acudió a la toma de protesta del alcalde priísta, Mauricio Trejo de San Miguel Allende, quien por cierto derrotó contra todo pronóstico a la dinastía Villarreal de los hermanos Luis Alberto y Ricardo, con lo que su presencia dejó buen sabor de boca entre la población, demostrando altitud de miras y civilidad política. 

En su intervención, el Gobernador aprovechó la presencia de legisladores federales del PRI quienes acudieron en representación de su dirigencia nacional, para pedirles encarecidamente su rechazo a la reforma energética del presidente AMLO. Explicó que ese Estado tiene una de las mayores inversiones extranjeras y el aprobar los cambios propuestos por el presidente les generarían serios retrocesos ecológicos además de restarles competitividad, puesto que las empresas transnacionales tienen políticas muy comprometidas contra la huella de carbono y requieren oferta de energía limpia. Al quitar esa posibilidad seguramente se llevarán sus inversiones a países que las tengan. 

Les recordó que él mismo, siendo diputado federal, apoyó la iniciativa del presidente Peña Nieto que promueve energía más limpia, en mayor cantidad y a menor precio. 

POR JOSÉ LUIS CAMACHO ACEVEDO
@JOSELUISCAMACHO

JOSECAMACHO@GMAIL.COM

MAAZ