COLUMNA INVITADA

Materiales didácticos, caros, pero necesarios

Y en esto de los materiales didácticos, compete únicamente a los maestros determinarlos, porque solo ellos saben cuáles y cuántos se necesitan

OPINIÓN

·
Diego Alcalá Ponce / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Para la mayor parte de los padres de familiacada año escolar es un verdadero suplicio.Aunque la Secretaría de Educación Pública ha recomendado por siempre, adquirir solo los útiles escolares necesarios, no deja de ser preocupante para los padres de familia hacer tales gastos. Más que necesarios, los materiales didácticos son imprescindibles, porque que sin ellos no es posible realizar los trabajos escolares.

En vez de recomendar la adquisición de solo lo necesario, debe procurarse todos los recursos didácticos para facilitar la difícil tarea de la enseñanza-aprendizaje. Y en esto de los materiales didácticos, compete únicamente a los maestros determinarlos, porque solo ellos saben cuáles y cuántos se necesitan.

Posiblemente por cuestiones políticas, más que económicas, las autoridades educativas hacen este tipo de recomendaciones que rayan en el populismo, el “peor enemigo de la educación”. La idea de economizar hasta donde se pueda la compra de útiles y materiales didácticos no es nada benéfico para la enseñanza-aprendizaje. De sobra sabemos que la economía familiar es cada vez más raquítica, pero la modernidad educativa, ineludiblemente, tiene que “ir de la mano” con los adelantos técnicos y científicos, porque de lo contrario, la falta de ese vital apoyo, así como de los libros y hasta delápices y cuadernos, puede dar al traste con todo si se insiste en adquirir solo lo necesario, cuando ni siquiera en los inicios de la escuela rural era suficiente. Como tantas veces lo hemos señalado, amable lector, “los tiempos en que con un lápiz y un cuadernobastaba para ir a la escuela, hace mucho que pasaron”.

Sin recursos didácticos suficientes, pedagogía y técnicas adecuadas a las necesidades reales del país, de la familia y de los educandos principalmente, incluso de la voluntad, por sí solos, no será posible impartir una eficiente enseñanza como tanto se desea y se necesita. Desde luego que tampoco se trata de adquirir hasta lo superfluo, sino todo aquello que se requiera en esa difícil tarea que a todos compete.

Esta es la segunda y última parte del comentario del profesor Rafael López Verdín. Réplica: --Segundo, quisiera aclarar el término del proceso “enseñanza-aprendizaje”, ya que no es un solo proceso, estamos hablando de identificar los procesos distintos, el de enseñanza relacionado con el docente, aunque también se sustenta con estilos de enseñanza como la enseñanza recíproca o la enseñanza entre pares, estilos cooperativos, socializadores, etc., por lo que no es propiamente siempre el docente; y, por otro lado, el proceso de aprendizaje dirigido hacia las y los alumnos. Es importante diferenciar esos dos procesos porque los alumnos en muchas ocasiones aprenden sin que se les enseñe o no adquieran el aprendizaje aun teniendo el proceso de enseñanza. Finalmente, pienso que se olvidó mencionar que, en Finlandia, que además sobra decir que como miembro de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) es el primer lugar en el ranking de educación, entre otras cosas por la infraestructura de sus planteles aunada al número de alumnos por docente, que oscila entre los 10 y 12, mientras que en México tenemos aulas con 40 alumnos y en ocasiones más.

Mi humilde observación, con todo respeto a su trabajo, es colocar toda la información para crear un punto de vista más real para sus lectores respecto a la situación, considere los hechos, condiciones, preparación, infraestructura, logística, etc. para dar mayor veracidad. Es cierto que hay mucho que mejorar, pero estando bien informados pienso que podemos contribuir mejor a cambiar nuestras condiciones. Le agradezco infinitamente el espacio y quedo a sus órdenes. Atte. Mtro. Rafael López Verdín. Muchas gracias maestro Rafael, ojalá muchos más emitieran sus opiniones y propuestas respecto a la situación de la educación nacional para mejorarla. Para la educación, al igual que la salud, no deben escatimarse esfuerzos ni recursos porque son la base de nuestro desarrollo como seres humanos y como país. Ojalá algún día… Continuará…

Agregado. -En Finlandia el maestro organiza sus clases con toda libertad en base a los programas educativos, tanto nacional como local. El objetivo es que, independientemente de losingresos de las familias, todos puedan recibir una educación de calidad para convertirse en ciudadanos debidamente formados.

POR DIEGO ALCALÁ PONCEDIEGOALCALAPONCE@HOTMAIL.COM

PAL