COLUMNA INVITADA

Expo 2020 Dubái y la recuperación económica global

La Expo 2020 Dubái tiene un componente especial: es el primer gran evento internacional desde el inicio de la pandemia, lo que la convertirá en el epicentro de la recuperación económica global

OPINIÓN

·
Martha Delgado Peralta / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

A pesar de que la pandemia no ha terminado, el mundo tiene la imperiosa necesidad de acelerar los procesos de recuperación económica a la vez que continúa en combate contra el SARS-CoV-2. Mientras que el Banco Mundial prevé un crecimiento económico de 5.6% para 2021, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) afirma que la región lo hará en un 5.2%, y ha urgido a los gobiernos a desarrollar políticas de recuperación con énfasis en la inversión. Una línea estratégica fundamental en este sentido es la promoción económica de México en el exterior, y la Expo 2020 Dubái es una gran oportunidad para hacerlo.  

Las Exposiciones Universales han sido durante 170 años acontecimientos históricos, espacios únicos en los que el mundo ha podido mostrar su innovación y cultura. La Expo 2020 Dubái tiene un componente especial: es el primer gran evento internacional desde el inicio de la pandemia, lo que la convertirá en el epicentro de la recuperación económica global. 

Participar en esta Expo Dubái requirió un intenso esfuerzo colaborativo. Debido al alto costo que representa la participación y la compleja situación económica prevaleciente, la suma de voluntades fue lo que hizo viable nuestra presencia como país en este evento. La iniciativa privada, con el apoyo invaluable de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), contribuyó con la mayor parte de la inversión requerida; otra parte fue aportada por las entidades federativas y el Gobierno federal, en un esfuerzo articulado por la Cancillería. Esto es una muestra fehaciente de que, alineando los incentivos de forma adecuada, todas las partes podemos caminar hacia el mismo rumbo. 

Estoy convencida de que tendremos grandes beneficios durante los 182 días en los que el Pabellón de México será la oficina comercial de México en el exterior. El pabellón presentará nuestra oferta cultural, turística y comercial, no solo a los gobiernos y empresarios de la región del golfo Arábigo, sino también de los 190 países del mundo que se dan cita en el evento.  La expo recibirá a más de 25 millones de personas y el pabellón mexicano espera ser visitado por 730 mil personas durante los seis meses que durará este gran foro. 

Hablando del Pabellón de México, no podríamos estar más orgullosos por la representación que tenemos en Dubái. La curaduría del programa cultural y la construcción del pabellón estuvo a cargo de talentosos mexicanos del más alto nivel liderados por Bernardo Noval, cuya encomienda fue reflejar nuestra riqueza cultural y generar espacios adecuados para llevar a cabo actividades de promoción con un programa de 26 semanas. La narrativa gira en torno a los santuarios de la biodiversidad mexicana, y la fachada “Tejedoras de lazos”, hecha a mano por un grupo de artesanas de Etzatlán, fue concebida por la connotada artista visual mexicana Betsabeé Romero.  

Debemos dar pasos firmes hacia la recuperación, construir caminos donde aparentemente no existan y utilizar la creatividad como arma principal ante la adversidad. Los atisbos de recuperación son cada vez más claros, pero es justo ahora cuando debemos redoblar esfuerzos para no quedarnos atrás, y construir un futuro luminoso después de la tempestad. 

POR MARTHA DELGADO

@MARTHADELGADO

SUBSECRETARIA PARA ASUNTOS MULTILATERALES Y DERECHOS HUMANOS DE LA SRE

PAL