CONTRA LAS CUERDAS

Sheinbaum quiere encuestas para elección, pero ¿qué dice Ebrard?

Quienes conocen al canciller saben que sólo suele dar entrevistas sobre sus aspiraciones cuando desea mandar mensajes

OPINIÓN

·
Alejandro Sánchez / Contra las Cuerdas / Opinión El Heraldo de México

Subió el tono de la discusión de las encuestas de Morena para elegir al candidato presidencial en 2024. Ayer adelantamos el pleito desatado a partir del anuncio de Mario Delgado, presidente del partido, de mantener el método; así como el plan del senador Ricardo Monreal de erosionar ese formato, y la intervención de López Obrador para defender las encuestas.

Claudia Sheinbaum a quien el Presidente favorece —en política la forma es fondo: suele invitarla a sus giras y levantarle la mano para promover su liderazgo— no se quedó atrás y se sumó este miércoles a la defensa del proceso que la llevó como abanderada a las elecciones de la Ciudad de México en 2018, sin que hasta ahora se conozcan los detalles de cómo se levantaron los estudios de opinión que le favorecieron para ganar el proceso interno.

—¿Cómo observa usted, el método de elección que está proponiendo AMLO?

—Es lo que establecen los estatutos del partido al que pertenecemos, es algo con lo que concuerdo. Además, el Presidente siempre lo ha mantenido, inclusive previamente a que existiera Morena. Me parece un método adecuado. Quizá el más democrático exactamente. No hay otra manera, es una representación de lo que opina el pueblo en ese momento.

Es de reconocer que es un buen juego político el plan estratégico de AMLO en la implementación del proceso de las encuestas para dar la cara de su elección interna, sobre todo a partir de las experiencias de los escándalos y luchas fratricidas en el PRD, aunque ni si quiera el Inai pueda obligar al instituto político a que abra cómo se hicieron y cómo se llegó a los resultados.

Es un buen “saque” para pasar como un partido democrático ante la mayoría de la opinión pública, aunque las formas sean posiblemente tendenciosas o simplemente obscuras.

¿Pero, qué opina Marcelo Ebrard, el otro aspirante? Quienes conocen al canciller, éste sólo da entrevistas sobre sus aspiraciones cuando quiere mandar mensajes. Habló en radio con López Dóriga y tocó el tema.

—Morena ya determinará. Salió Mario Delgado y dijo vamos a hacer una encuesta. Ya nos dirán cómo va a hacer el proceso y ahí vamos a estar— dijo Ebrard.

—Pero tiene que haber piso parejo, como dijo Monreal ¿No?— atajó el periodista.

—Tiene que haber condiciones de competencia. Supongo que están pensando en una encuesta, eso dijo el Presidente de Morena; será propuesta y tiene que ser algo justo que sea creíble y confiable.

No fijó una postura contundente que pueda quemarlo de un lado o de otro en su lucha interna, pues como sea, a diferencia de Monreal, es hombre de confianza del Presidente y su otro alfil con posibilidades de sustituirlo.

•••

Uppercut: Todo apunta a que Mariana Gómez Del Campo metió a las mamás de niños con cáncer al Pleno de la Cámara de Diputados, porque antes dio conferencia con ellas. Si es que fue una trampa del PAN, como acusa Leonel Godoy, la morenista Merary Villegas, a quien no se le conocía a pesar de ser reelecta, ya saltó a la fama por su arrogancia con los papás.  Si es que fue una trampa, Merary cayó redondita.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

CAR