Colegios ahora son fondas o pensiones

No se ve para cuándo puedan los dueños de las escuelas volver a la normalidad; lo más seguro es que lleguen en esa situación al fin del ciclo escolar

Colegios ahora son fondas o pensiones
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Opinión El Heraldo de México

Se convirtió en pensión nocturna de autos el Instituto Universitario León Felipe, ubicado en cerrada de la Paz, en la Escandón de la Ciudad de México, por problemas en la matrícula escolar y pago de salario a profesores y personal administrativo.

“Es lo que está pasando con los colegios de todo el país. Colegios privados en los estados están vendiendo comida para sobrevivir, entre otras actividades paralelas”, nos dice María de Jesús Zamarripa, presidenta de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares.

Una encuesta realizada recientemente por la propia confederación revela que los colegios han perdido desde 5% de su plantilla de estudiantes hasta 30% y dos de cada 10 escuelas privadas cerraron devastadas por la crisis sanitaria. Otro porcentaje similar también está a punto del cierre de sus puertas.

Lamentablemente, como todas las demás actividades, no se ve para cuándo puedan los dueños de los centros de estudio volver a la normalidad, y lo más seguro es que lleguen en la misma situación al final del ciclo escolar y en lo que resta del año los alumnos tengan que seguir con sus clases a distancia.

Por si fuera poco, de que el escenario es poco alentador, encima de eso el Seguro Social no perdona a los dueños de los institutos académicos ni un atraso de las cuotas de los trabajadores, o quienes lo hacen deben atenerse a las multas y hasta soborno de los supervisores de la institución para concederles plazos de gracia.

Tampoco la CFE, ni ningún otro servicio gubernamental, ha dado facilidades como a ninguna otra pequeña o mediana empresa que han sido abandonadas a su suerte para sortear la tempestad por la emergencia sanitaria.

Se preguntan en los colegios si es lo que también le viene como anillo al dedo al de Palacio Nacional y se trata de una acción premeditada el no recibir apoyo para desaparecerlos y cada vez sean más los alumnos que tengan que volver a las escuelas públicas para recibir el adoctrinamiento de la 4T.

Nadie sabe para quién trabaja

Lo que indicaba el termómetro político hace poco tiempo en Michoacán, es que Morena tendría un buen proceso electoral y con posibilidades de triunfo. Pero la candidatura de Raúl Morón ha dado como resultado precisamente el desmoronamiento del partido al registrarse en estas semanas una desbandada de militantes morenistas al ala de Cristóbal Arias, quien tenía las mejores posibilidades de triunfo de acuerdo con todas las encuestas menos la del instituto guinda.

Poco a poco el partido Fuerza Social de Pedro Haces se refuerza en aquella entidad del país con la figura de Arias. Sin embargo, será difícil que le alcance para llevarse el triunfo en las elecciones de junio entrante, por lo que el único beneficiado parece ser Carlos Herrera, candidato de la alianza que forman PRI, PAN y PRD. Nadie sabe para quién trabaja.

Uppercut: Quintana Roo será uno de los estados más castigados con el cierre de vuelos procedentes de Canadá, porque dejarán de visitarlo 125 mil turistas de ese país y cuyo impacto económico será de unos 350 millones de dólares. No hay que darle mucha vuelta al caso, se cancelaron los vuelos porque a Justin Trudeau le asusta el manejo de la pandemia en nuestro país. Pueden sumarse otros jefes de estado, eh.

Por Alejandro Sánchez
contralascuerdasmx@gmail.com
@alexsanchezmx


Compartir