Reabran las escuelas

El derecho a la educación está quedando minado por quienes deciden desde un escritorio sobre el futuro de millones de niñas y niños

Reabran las escuelas
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

La tragedia que ha dejado el COVID-19 tiene varios rostros. Del sanitario al económico, el daño es devastador. Pero hay un frente que no ha sido aún dimensionado y trascenderá la pandemia: el educativo. Hablamos de una posible catástrofe generacional.

Más de mil 600 millones de estudiantes en el mundo se quedaron sin clases presenciales (UNESCO) con todo lo que eso implica, en términos educativos, pero sobre todo sociales. 94 % de la población mundial de estudiantes en 190 países (ONU) no acudió meses a las aulas.

Poco a poco, con cuidados sanitarios, en buena parte del mundo las escuelas han ido reabriendo desde mediados del año pasado, pero en México no. Aquí no parece haber prisa, voluntad, ni estrategia. A pesar de que estudios, lo mismo en Holanda, Suecia, Japón o Uruguay, son contundentes sobre que los planteles educativos no son focos de contagio, que 30 millones de niñas, niños y jóvenes regresen a la educación presencial no aparece en las prioridades del gobierno federal.

***

“Pese a todo lo que hemos aprendido sobre el COVID-19, el papel de las escuelas en la transmisión comunitaria y las medidas para mantener a los niños seguros en la escuela, nos estamos moviendo en la dirección equivocada”, dijo Robert Jenkins, jefe de Educación de UNICEF el 7 de diciembre pasado. Está demostrado que las escuelas no son puntos de propagación, afirmó.

“La experiencia de la pandemia ha dejado claro que los beneficios de mantener las escuelas abiertas superan con creces los costos de cerrarlas”, aseguró. E instó a evitar cierres nacionales.

“En algunos casos, los cierres son nacionales en vez de focalizados y los niños continúan sufriendo impactos devastadores en su aprendizaje, bienestar mental y físico y su seguridad”, señaló. En México, el mensaje no encuentra eco.

La OMS publicó el 18 de octubre el documento “Qué sabemos sobre la transmisión de la COVID-19 en escuelas”. La conclusión obligaría a las autoridades a redireccionar la “estrategia”: las escuelas no son foco de contagio.

***

En México, al menos 2.5 millones de niñas y niños ya abandonaron sus estudios y, quizá, nunca regresen a ellos (SEP).

¿Mantener las escuelas cerradas es la mejor alternativa? ¿hasta cuándo? ¿hasta que haya vacunas para todos? ¿un año más? ¿un ciclo escolar más? ¿dos? ¿vamos a permitir como sociedad que nuestros niños estén como están, sin convivir con otros niños, sin socializar? ¿no hay una forma más inteligente de buscar salidas que abrir o cerrarlo todo? ¿las medidas sanitarias que hemos incorporado a la vida cotidiana, de la casa al transporte público, no pueden aplicarse a la realidad educativa?

Millones de estudiantes están viendo comprometido su presente y futuro. Hay que abrir las escuelas. No se trata de hacerlo como si no pasara nada. Ahí está el virus. Que se abran con medidas sanitarias, pero que se abran. Seguir frenando el desarrollo de niñas y niños será catastrófico.

 

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

Si necesitas asesoría en cuanto a pruebas para la detección de COVID-19, envía un WhatsApp a JLN Labs (55 3026 0609) y agenda tu cita para que te visiten a domicilio y te hagan la prueba.

lctl


Compartir