La salud del presidente

Lo ideal sería que en la Mañanera, cotidianamente, el Secretario de Salud diera un parte del estado de salud del Presidente. Eso nos ayudaría a todos

La salud del presidente
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

¿Tenemos derecho a conocer el estado de salud del Presidente de la República? ¿Saber cómo va evolucionando Andrés Manuel López Obrador frente al Covid-19?

Quizás nuestra primera respuesta –como cuando uno tiene a un familiar o a un amigo cercano enfermo- sería: ¡por supuesto! Una afirmación en múltiples sentidos, no sólo afectivos sino hasta para tomar providencias ante lo que pudiera acaecer.

Y sin embargo, no es así. No lo estamos viviendo así en el caso del Presidente.

Cierto, nos enteramos por él mismo que se había contagiado de Covid y que se resguardaría en Palacio Nacional siguiendo los lineamientos médicos. Hasta ahí. 

Luego, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, declaró que no se revelará ningún dato clínico del Presidente mientras dure su recuperación debido a que,

“como cualquier otra persona, tiene derecho a la privacidad”.

Sólo se haría, indicó, si el propio Presidente les ordenara divulgarlo o lo compartiera por sí mismo a través de sus redes.

Durante la Mañanera de ayer, como era de esperarse, se le preguntó a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sobre la salud de López Obrador. Y también sacó a relucir la Ley General de Protección de Datos Personales en Posición de Sujetos Obligados y de las consideraciones de los datos sensibles de las personas…

Respuestas frías, impersonales, que a nada ni a nadie ayudan. Sólo crean vacíos de información –que luego se llenan con rumores- y provocan incertidumbre.

Doña Olga agregó a lo anterior algunos comentarios cálidos (se agradece y se entiende la intención), pero sin ningún rigor científico, médico, elemento indispensable en estos casos.

Lo ideal sería que se aprovechara la Mañanera para que el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, diera cotidianamente un parte del estado de salud del Presidente. Algo claro y breve. Eso nos ayudaría a todos.

El analista político Carlos Bravo Regidor lo comentaba en sus redes de esta manera: “No es que el presidente no tenga derecho a la privacidad, es que su salud es un asunto de interés público sobre el que los ciudadanos tenemos derecho a saber”.

Y como él, muchos otros insistían en dar a conocer la evolución del estado salud del Presidente.

¿Qué además valdría la pena ponernos a discutir los límites de la privacidad y si debe reservarse la información cuando se trata de un tema de seguridad nacional, como es el caso de un Jefe de Estado en funciones?

Quizás no está de más. En ese terreno, Ángel Trinidad Zaldívar, ex comisionado del IFAI recuerda una reflexión del filósofo político Ernesto Garzón Valdés, sobre “Lo íntimo, lo privado y lo público”:

En la medida en que una persona que se desempeña en la sociedad, adquiere mayores connotaciones públicas y la esfera de su vida privada se va reduciendo hasta llegar a un punto en donde es difícil trazar un límite preciso entre lo privado y lo público.

-0-

GEMAS: El ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, se registró ayer como candidato ciudadano del Partido Encuentro Solidario (PES) a la gubernatura de Baja California.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

Si necesitas asesoría en cuanto a pruebas para la detección de COVID-19, envía un WhatsApp a JLN Labs (55 3026 0609) y agenda tu cita para que te visiten a domicilio y te hagan la prueba.


Compartir