¿Flaca memoria?

Para nadie es un secreto que en todos los procesos electorales prevalecen los usos y costumbres que le ponen precio a los votos ciudadanos en “cash”

¿Flaca memoria?
Luis Soto/ Agenda Confidencial/ Opinión El Heraldo de México

Pues ahora resulta que funcionarios del gobierno de Morena que trabajaron en campañas presidenciales de candidatos priistas – entre ellas la del “Perfecto Fracasado” (Madrazo dixit), Francisco Labastida Ochoa— ignoran cuál es la diferencia entre la información y la propaganda política que le recetan todos los días a la sociedad en la conferencia mañanera, y que insistan en que este mecanismo no tenga impacto alguno sobre la contienda electoral. 

Más aún, que el presidente de la República argumente que como no está llamando a votar por un partido político de manera directa o simulada, subliminal, no está haciendo propaganda. “Nosotros no vamos a hacer eso (pedir que voten por un partido), nunca lo hemos hecho, sería ir en contra de nuestros principios, contra eso luchamos durante mucho tiempo… nosotros lo que hacemos aquí es garantizar el derecho que tiene el pueblo a informarse", afirmó López Obrador. 

Para nadie es un secreto que en todos los procesos electorales prevalecen los usos y costumbres que le ponen precio a los votos ciudadanos en “cash” o en especie utilizando recursos públicos.  Llama la atención que ahora, algunos quieren presentarse como adalides de la democracia y la transparencia; que traten de encontrarle a la propaganda política una nueva definición, y le pidan al INE que se pronuncie sobre las medidas inhibitorias que pueden poner en peligro el principio de neutralidad durante el proceso electoral.  

¡Ah bárbaros! 

AGENDA PREVIA 

¿Ingenuos o…? Las tres principales fuerzas políticas de oposición (PRI, PAN y PRD para quienes lo hayan olvidado), exigen vacunación transparente, eficaz y sin fines electorales. Según las líderes naciones de esos tres organismos políticos, la vacuna contra el COVID -19 está siendo utilizada para fines electorales, lo cual representa una estrategia fraudulenta para engañar al pueblo mexicano y para perpetuarse en el poder al aprovechar la situación tan lamentable que viven más de 135 mil familias mexicanas por la muerte de algún familiar. ¿Será?
 

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, ofreció al gobierno Federal toda la infraestructura con la que cuenta el estado para recibir, almacenar y transportar la vacuna contra el COVID-19, ahora que están por llegar a nuestro país miles de dosis, las cuales requerirán de una gran logística para su manejo y aplicación de estas. El ofrecimiento, más allá de buscar algún interés particular, es el de cooperar y sumar para el bien de la población, ya que sólo de esa manera se podrá contribuir a erradicar de manera más rápida la pandemia.

El empresario Rafael Echazarreta Torres se inscribió para disputar una diputación federal por el tercer distrito con cabecera en Mérida. Sin embargo, algunos grupos de la sociedad civil, constructores y fracciones de Morena lo quieren como candidato a la Alcaldía de Mérida. Dicen quienes lo conocen, que él sí sabe cómo hacerle para solucionar los problemas que ha generado una ciudad en pleno crecimiento. Las últimas administraciones panistas mal administraron la alcaldía, se queja la población.  A ver qué decide la Presidencia Nacional de Morena.

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA


Compartir