Cancha pareja

Con esta visión, el gobierno federal, pensando en promover la actividad económica y el bienestar de las fronteras del país, amplió la vigencia de los estímulos fiscales en la frontera norte hasta 2024

Cancha pareja
Josè Ignacio Zaragoza / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

El principal propósito del comercio exterior y la razón por la cual México se abrió al mundo a través de los tratados comerciales es para generar prosperidad para la gente, combatir la pobreza y cerrar la brecha de injusticia social, si no fuese así, el desarrollo del país no tendría sentido. 

Con esta visión, el gobierno federal, pensando en promover la actividad económica y el bienestar de las fronteras del país, amplió la vigencia de los estímulos fiscales en la frontera norte hasta 2024, otorgó otros estímulos en la frontera sur y ciertos beneficios arancelarios en la zona libre de Chetumal.

El 31 de diciembre de 2018 fue publicado el “Decreto de estímulos fiscales para la región fronteriza norte”, en donde se otorgaron beneficios fiscales en materia de impuesto sobre la renta (ISR) e impuesto al valor agregado (IVA) para los contribuyentes que contarán con un domicilio fiscal, sucursal o establecimiento dentro de esta región comprendida por los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. 

En términos generales, los estímulos contemplan una reducción del IVA del 16% al 8%, una reducción de ISR del 30% al 20%, así como estímulos al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en gasolinas. Lo que repercutirá en el aumento de los salarios, la activación económica de la región y la búsqueda de inversión a través de empresas que deseen establecerse en la zona fronteriza para aumentar sus negocios a través del T-MEC. 

Mientras tanto, en la frontera sur los estímulos consisten en la reducción del ISR a una tasa del 10% (actualmente es del 30%), a través de un crédito fiscal, y hay una reducción de la tasa impositiva del IVA al 8% (crédito fiscal equivalente al 50% de la tasa del IVA) para actos o actividades consistentes en: enajenación de bienes, prestaciones de servicios independientes, para quienes otorguen el uso o goce temporal de bienes y quienes importen bienes o servicios.  

 

Todos sabemos que la región sur de nuestro país es la que mayor inversión requiere para alcanzar condiciones de igualdad y justicia social, desarrollo sostenido, ya que durante décadas se mantuvo olvidada y marginada del centro y el norte de México. De esta manera, los 22 municipios de la frontera sur recibirán los mismos estímulos fiscales aplicados en el norte del país. 

 

Y como Chetumal ya era una zona libre, tendrá a partir de este año, un par de beneficios adicionales en materia de comercio exterior, estableciéndose la Nueva Zona Libre de Chetumal, a través de un estímulo fiscal del 100% del Impuesto General de Importación que se tenga que pagar por las mercancías extranjeras distintas de las que integran el equipaje de los pasajeros con valor hasta de mil dólares o su equivalente en moneda nacional o extranjera, que hayan sido importadas definitivamente en la Región Fronteriza de Chetumal y que posteriormente se extraigan de la misma con destino al resto del territorio nacional, siempre que los pasajeros lleven consigo dichas mercancías.

Este estímulo no es aplicable a operaciones que se realicen a través de empresas de mensajería y paquetería, ni a la introducción de bebidas alcohólicas, tabacos labrados o combustible automotriz, salvo el que se contenga en el tanque de combustible del vehículo que cumpla con las especificaciones del fabricante.

También se exentan al 100% el Derecho de Trámite Aduanero, DTA, a las importaciones definitivas y reexpedición de las mercancías, siempre que la importación definitiva se realice a la Región Fronteriza de Chetumal o la extracción se realice de dicha Región al resto del territorio nacional. El beneficio del DTA tampoco aplica a operaciones que se realicen a través de empresas de mensajería y paquetería.

Este decreto publicado el último día del año, permitirá promover la actividad económica y el bienestar de la población en dichas zonas, aumentando también su participación en el comercio exterior y en el desarrollo de México. Estas zonas comienzan con el pie derecho el 2021, año de la recuperación en la que el Banco Mundial estima que México crecerá 3.7%. 

POR JOSÉ IGNACIO ZARAGOZA
AGENTE ADUANAL, EXPERTO EN COMERCIO EXTERIOR.
@IGNAQUIZ


Compartir