Educación en casa: acompañamiento y ayuda

La educación en casa requiere que al menos una persona de la familia pueda estar al pendiente de lo que las y los pequeños están haciendo frente a la computadora

El padre Cosme trabaja desde hace más de 30 años en San Miguel Teotongo para combatir desde su profesión de fe católica los estragos de la desigualdad y la inseguridad. Ahí ha conocido a muchos activistas y militantes que compartían, desde visiones de izquierda, propuestas de rescate del espacio público en lo específico y de la construcción de la comunidad en lo abstracto.

Una de ellas fue Clara Brugada, quien había atendido el llamado de jóvenes alumnos que fueron a solicitar apoyo solidario para estudiantes de la UAM que quisieran dar clases gratuitamente.

En sus 74 años, el padre Cosme tiene construido un sistema de respaldo que va de la atención médica, dental, refugio, talleres de oficios, capacitación y hasta velatorios que refleja un robusto y cotidiano compromiso solamente interrumpido por su estancia en Colombia para cumplir una comisión social eclesial de la orden de San Luis Guanella.

En San Miguel Teotongo, una de las colonias más inseguras, alejadas del centro de la capital nacional y también una de las más interesantes como origen de expresiones de construcción política comunitaria, el trabajo social ha sido espacio de convergencias en Iztapalapa.

Lo es también para el Consejo Ciudadano que abrió en enero de este año la primera sede diferente de la ubicada en Amberes 54. Desde Luis Hidalgo Monroy 100, Barrio San Pablo, asistimos ahora adaptándonos con un Centro de Apoyo Educativo porque detectamos que en la zona hay familias con más hijos en edad escolar que pantallas o computadoras en casa. Y que siempre viene bien algo de acompañamiento, aunque no sea el mismo que se vivía en el salón de clases.

La educación en casa requiere que al menos una persona de la familia pueda estar al pendiente de lo que las y los pequeños están haciendo frente a la computadora. Implica un aprendizaje del uso de la tecnología y enfrentarse a la brecha digital.

El Programa de la ONU para el Desarrollo señala que México sólo 44 por ciento de los hogares tiene una computadora y 56 por ciento conexión a internet. Mientras que el 7.5 por ciento de la población no cuenta con televisor, según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019 de INEGI.

El servicio de nuestro Centro de Aprendizaje tiene todo para que alumnos de primero a sexto de primaria y de secundaria dispongan de material, espacio con sana distancia, es completamente gratuito, con horarios escalonados y las medidas de prevención para proteger su salud. Para inscribirse, basta visitar la sede que da servicio diario de las 9 de la mañana a las 7 de la noche o hablar a la Línea de Seguridad y Chat de Confianza, 55 5533 5533.

Una generación nueva se abre el camino con innovación y resiliencia. Ahí, familias, autoridades escolares y ciudadanía acompañamos y apoyamos. ¿Qué podemos ser mejor que respaldo de otros? [nota_relacionada id=1214582]

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS 

PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

@GUERREROCHIPRES

avv / eadp


Compartir