Un 'runrún” en el norte del país

Lo sabremos pronto. Lo irán midiendo sin duda las encuestas electorales para los comicios locales del 2021 en Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Sinaloa y Sonora

Un 'runrún” en el norte del país

Javier Corral, gobernador de Chihuahua, acusa en Twitter que el gobierno federal abandonó la mesa de coordinación en materia de seguridad pública con el gobierno estatal que él encabeza. Aduce que uno de los temas más sensibles tanto para las autoridades como para los ciudadanos se convirtió en un tema politiquero. ¿Es así o al revés: que la seguridad pública requiere mantenerse independiente de la política?

Lo pregunto porque, mientras el mencionado gobernador y otros de la región norte del país asumen la primera lectura, el gobierno federal señala que Corral se dedicaba a compartir información confidencial con su partido político, el PAN.

Lo cierto es que a los habitantes de la franja norte de México no conviene este juego perverso de unos y otros —si es que así puede llamársele. Y empieza a crecer un cierto malestar soterrado (de nuevo, justificado o no) de ciertos sectores de esas entidades con el gobierno central. Y no lo digo yo; la prensa local reproduce ese “ruido” que ahí anda y que se intensifica.

La división no inició con los desencuentros entre gobierno federal y el chihuahuense por la presa La Boquilla. La animadversión entre Corral y el presidente viene de mucho tiempo atrás, pero tampoco debemos centrarnos en esa historia...

Más importante ha sido la divergencia por lo que a nuevo pacto fiscal para la federación se refiere. Hay visiones encontradas para las que no existe una posición que las acerque. Las entidades que ahora conforman la nueva Alianza Federalista sostienen que el primer mandatario se ha negado a escucharlos y que poco ha importado que el porcentaje del PIB nacional con el que participan estos estados sea mayor al 40%.

Pero ha habido más. En Sinaloa, la liberación de Ovidio Guzmán sentó un precedente entre la población. Que continúo con todo el proceso seguido en relación al asesinato de la familia LeBarón en Sonora. Cierto, ambos estados no forman parte —aún— de la Alianza antes referida, pero han contribuido a que la población del norte de México perciba que el gobierno federal no está necesariamente de su lado...

Son muchos ya los desaires (o lo que se interpreta como eso), incluyendo el tener que mantener ahí a miles de migrantes sin la infraestructura necesaria para atenderles. Y a ello abona que la Alianza de gobernadores retoma toda acusación proveniente del centro y la revierte diciendo que sufre de maltrato perversidad y revancha.

Me pregunto si el titular del ejecutivo, quien sin duda tiene un olfato político inigualable, estará midiendo y sopesando adecuadamente ese sentimiento; ese ruido que está creciendo y que podría convertirse en una fuerza de resentimiento en contra de la 4T.

Lo sabremos pronto. Lo irán midiendo sin duda las encuestas electorales para los comicios locales del 2021 en Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Sinaloa y Sonora. ¿Los aparentes yugos injustos del centro de la federación contribuirán a que las amplias ventajas que hoy registra Morena en todas las carreras por las gubernaturas se reduzcan?

Quizá en el 21 la evidente polarización social se refleje también en una clara diferenciación electoral regional por cuanto al apoyo a Morena se refiere.

Naturalmente, la oposición ha comenzado a calibrar esto mismo, de allí que en Nuevo León Acción Nacional y Movimiento Ciudadano ya coquetean con la idea de lanzar a Luis Donaldo Colosio Riojas a contender por la gubernatura de la entidad. El único político que vencería tanto a Tatiana Clouthier como a Clara Luz Flores, quienes hoy encabezan las preferencias.

[nota_relacionada id=1259213]

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN

VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM 

@MALOGUZMANVERO

avv / eadp


Compartir