La terrible gestión de Bartomeu

Los desaciertos siguen día con día en el FC Barcelona bajo la actual presidencia

Los desaciertos siguen día con día en el FC Barcelona bajo la actual presidencia

Desde la eliminación del Barcelona en la última Champions League, el club ha sido noticia prácticamente a diario. Primero fue el papelón contra el Bayern München por 8 a 2, después el famoso burofax de Messi pidiendo irse del equipo y ahora las transferencias. Ya dejaron ir a Rakitic, por poco menos de un millón de euros, al Sevilla, cedieron a Arturo Vidal  al Inter, casi regalado. Ahora la nota la da Luis Suárez, que gratis se va a un rival directo.

En primera instancia debemos reconocer lo obvio, es un gran error dejar ir al tercer mejor goleador de la historia del Barça y, precisamente, a un equipo rival directo de la liga: el Atlético de Madrid. Así como sucedió con David Villa hace siete años, el uruguayo se va gratis a los “Colchoneros” con el pretexto “de aliviar el pagar su sueldo”, cosa que tampoco parece del todo cierta, ya que (aún sin un acuerdo oficial) se dice que el Barcelona seguiría pagando una parte del salario de Suárez.

Esto sólo se suma a la pila de desaciertos que ha tenido el Barcelona bajo el mandato de Josep María Bartomeu y este problema viene desde el 2015, sin embargo, los resultados deportivos escondieron mucho tiempo los malos manejos de la directiva. El triplete del 2015 fue lo que dio pie a esta situación, pues con ello le dieron la confianza a Bartomeu de estar a la cabeza de la institución. Messi, Suárez y Ter Stegen mantuvieron el club a flote en lo deportivo, consiguiendo ligas y copas que sirvieron para maquillar un pobre funcionamiento de la directiva y darle más armas para seguir.

La temporada 2020/2021 está por comenzar para el Barcelona y el problema sigue ahí. El plantel no ilusiona ni un poco. Ronald Koeman (director técnico) no es ni cerca la mejor opción para este equipo. Fue el holandés quien en un inicio le dijo a Suárez que no contara con él y, en lo personal, creo que es una absoluta falta de respeto para el uruguayo, una leyenda del club que ha dado todo por la institución.

Siguiendo con el plantel, se deshacen de Suárez y Vidal, que en general siempre rindieron en la cancha, pero se quedan con Sergio Busquets y Gerard Piqué, que desde hace por lo menos dos años no han estado al nivel que exige un club que pelea por todo. No obstante, al ser canteranos, gozan de un status que los extranjeros no tienen. Pasa lo mismo con Sergi Roberto, que vive de un gol que le hizo al PSG en la famosa remontada de 2017 y parece un “intocable”.

Ahora los socios juntaron suficientes firmas para emitir un voto de censura contra Bartomeu, siendo éste el primer movimiento para llegar a una destitución temprana, sin esperar a las elecciones de marzo. El daño ya está hecho, por lo menos en este año. Koeman desde ahorita tiene los días contados, salvo que gane todo (y jugando bien), el holandés se va a ir la siguiente temporada, cuando el nuevo presidente traiga a su director técnico. Por ahora parece que será sufrir y tratar de disfrutar lo que le quede a Messi en el club.

[nota_relacionada id=1258076]

POR GERU

GERUCORREA@GMAIL.COM

@el123pormi

hjc / eadp


Compartir