El Turismo en el Paquete Económico 2021

Hace unos días la SHCP envió al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2021, conteniendo, entre otros documentos, los Criterios Generales de Política Económica, la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación y el Anteproyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). El Ejecutivo federal presenta estimaciones de crecimiento económico e inflación, las cuales son más optimistas que las dadas a conocer por diversas instituciones, organismos y empresas. Estima que este año la caída del PIB será de -8%, cuando la mayor parte de las estimaciones prevén una contracción de -10%. Para el próximo año se proyecta un crecimiento del PIB de 4.6%, por encima de las proyecciones de Banxico y Citibanamex, que calculan 3.01% y 3.5%, respectivamente.

Todo parece indicar, en cualquier caso, que la recuperación económica no será ni rápida, ni fuerte, y que alcanzar los niveles de producción e ingreso anteriores a la crisis, llevará entre dos o tres años. Para el turismo se considera un presupuesto de $38,613.4 millones, un incremento en términos reales de 641.5%. Pero la mayoría de esta asignación, 94%, se destina a la construcción del Tren Maya; $1,530.4 millones a gasto corriente (4%) y $795 millones a inversión (2%) de Fonatur para mantenimiento a los Centros Integralmente Planeados y los Proyectos Turísticos Integrales. El monto para el Tren Maya, $36,288. millones, es 14.5 veces superior al asignado en 2020. Al igual que en 2019 y 2020, en el PEF no se identifican recursos para la promoción de México y sus destinos turísticos.

Frente a la crisis que vive el turismo, la ausencia de presupuesto para su promoción es colocarnos en desventaja, ya que otros países destinarán importantes inversiones para posicionar sus destinos en los mercados internacionales. En las circunstancias actuales, un peso invertido en promoción turística tiene una contribución mayor, en empleos y generación de ingresos para la población, que un peso en el Tren Maya.

[nota_relacionada id= 1255356]

Por otro lado, en el presupuesto de la Cancillería no existe una partida específica para promoción turística internacional. Se señala que dicha dependencia impulsa una política de cooperación internacional y se fortalece la coordinación de la agenda económica, así como la promoción comercial, técnica, científica, turística y cultural. Para esas funciones se propone un presupuesto de $87.9 millones, insuficiente para cubrir todas las actividades mencionadas. Es notorio que el turismo continúa sin ser considerado una prioridad, a pesar de aportar en 2019 el 8.7% del PIB y generar más de cuatro millones de empleos directos, así como más de 24.5 mil millones de dólares.

Una vez más, desde el presupuesto federal, se hace a un lado la oportunidad de impulsar la promoción internacional de nuestros destinos turísticos, mediante campañas publicitarias, el uso de medios digitales y las redes sociales, y campañas de relaciones públicas en el ámbito internacional, para atraer un mayor número de turistas a nuestros destinos.

POR HÉCTOR FLORES SANTANA
COLABORADOR
@HECTORFLORESSA8
lctl


Compartir