Violencia política vs. mujeres

Violencia política vs. mujeres

Mientras usted lee estas líneas, una mujer muere o es violentada en manos de su agresor.  En México, 10 mujeres son asesinadas diariamente, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Aunque el feminicidio,  es el extremo de la violencia en contra de las mujeres, no podemos dejar a un lado las demás vertientes de violencia que vivimos y que se generan en nuestro país, uno de ellos, es la violencia político-electoral, de la cual puedo hablar con conocimiento de causa,  ya que la sufrí en carne propia por parte del entonces Gobernador de mi estado, Alejandro Moreno Cárdenas, para ocupar la senaduría, ya que pretendía la posición para su sobrino, Christian Castro Bello, sin embargo tuve el valor de mantener una postura, lo cual no ha sido fácil, ha habido presiones, amenazas y hostigamiento.

 Actualmente la violencia sigue siendo uno de los principales obstáculos para el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres. El aumento de su participación y representación política ha estado acompañado por un incremento de la violencia en nuestra contra.

Lamentablemente en México, no se tenía contemplado el reconocimiento y la posibilidad de ejercer los derechos políticos electorales de las mujeres con plena libertad, donde la legalidad y justicia pudiera imperar, y se saliera a la calle sin tener ningún perjuicio y estar a la par con tus competidores.

La protección para evitar la violencia política es un derecho, que había sido progresivo, pero no eficiente, resultando increíble que, incluso en la actualidad, sigan existiendo dificultades que nos limitan para votar y ser votadas, y que podamos ejercer con esplendor nuestra trayectoria política, con base en el respeto de nuestros derechos humanos y así participar sin ningún temor.

En México, la Ley General en Materia de Delitos Electorales no tipificaba la violencia política de género por lo que no ha sido tarea fácil para las autoridades electorales perseguirla y sancionarla.

En abril de este año, se publicó en el Diario Oficial de la Federación una importante reforma sobre violencia política de género que comprende diversas leyes en México, y que tendrá un impacto significativo en la vida político-electoral del país, particularmente en los procesos electorales por venir.

[nota_relacionada id= 1250491]

La reforma impacta en cinco leyes generales y tres orgánicas, y fundamentalmente se ocupa de definir legalmente qué es la violencia política contra las mujeres por razón de género, qué conductas deben considerarse como tal, las autoridades competentes para conocer de estos casos, así como las consecuencias legales de esas conductas. En principio, de acuerdo con la reforma, la violencia política contra las mujeres se configura con tres elementos fundamentales: 1. Acciones u omisiones de cualquier tipo; 2. Basadas en elementos de género en ámbitos públicos o privados y 3. Con el objeto o resultado de limitar, menoscabar o anular el ejercicio de derechos políticos electorales, el pleno ejercicio de un cargo, labor o actividad o bien el acceso y ejercicio de prerrogativas cuando se trate de precandidaturas, candidaturas o funciones y cargos públicos del mismo tipo.

Las próximas elecciones son una oportunidad para poner a prueba que las mujeres podemos   votar, presentar nuestra candidatura y emitir un voto en secreto, lo cual serán indicadores de una democracia inclusiva. En cuantas más mujeres participen como votantes, candidatas, dirigentes de partidos políticos y personal electoral, más aceptación ganará nuestra presencia en la política y lo reitero, Campeche será gobernado por una mujer.

POR ROCÍO ABREU ARTIÑANO
SENADORA DE MORENA
@ROCIOABREUA
lctl


Compartir