Decisiones

“Decisiones (Ave María), cada día (sí señor), alguien pierde, alguien gana, ¡Ave María! Decisiones (todo cuesta), salgan y hagan sus apuestas ciudadanía…”, reza el coro de una extraordinaria canción (titulada: “Decisiones”, obvio) del genio panameño Rubén Blades. Y pinta al tipo lo que está pasando en el Tricolor, básicamente en la cabeza de Gerardo Martino, quien decidió quiénes sí y quiénes no deben engrosar la lista de 23 elementos que ya concentran con el cuadro nacional. 

Decisiones, buenas o malas, pero decisiones al fin. Las tomamos a diario. Son parte fundamental de nuestra vida. Rigen nuestro destino. Pero jamás nos aseguran bienestar ni estabilidad. Las decisiones son azarosas si se quiere, pero deben ser tomadas con la mayor cautela posible, pues de lo que decidamos hoy, habrá de depender en gran medida nuestro futuro cercano. 

Es por ello que a varios nos confundió, en principio, la no convocatoria de Luis Montes al microciclo del Tata, previo a los partidos amistosos (primeros post pandemia), que México habría de disputar contra Costa Rica (éste último cancelado de último momento, según me informa mi querido amigo Alejandro Asmitia) y Holanda, a finales de septiembre y en la primera quincena de octubre, respectivamente. 

A petición expresa del Chapo, por lo demás el mejor futbolista de la liga, con diferencia, El Tata no lo tomó en cuenta para la actual convocatoria, y cuando todos los rifles de la prensa y la afición en general apuntaban hacia la humanidad del argentino, apareció el futbolista del León para dar una detallada explicación de por qué no pretende volverse a enfundar la casaca nacional. Decisiones

Arguyó, algunos pensarán que sin razón, que las pocas oportunidades recibidas en la Selección habían menguado su ánimo y por ello habría de declinar cualquier llamado en lo subsecuente. A Montes le ha parecido sumamente desalentador el hecho de ni siquiera alcanzar en ocasiones un lugar en el interescuadras, durante los procesos de trabajo del equipo mexicano. Acorde a mi escaso juicio, el súper volante de La Fiera lleva mucha razón. Sobre todo cuando uno echa una miradita al pasado y se encuentra con que han sido mejor tratados “futbolistas” como Diego Reyes, Carlos Salcedo y Miguel Layún, por poner solamente algunos ejemplos. Hay algunas vacas sagradas que son intocables. 

Me viene a la mente uno que tiene que moverse mucho en los partidos lluviosos, porque si se queda quieto le pueden salir ramas… ¡por tronco! No hay que olvidar aquella fractura terrible sufrida por Montes a escasos días de iniciar el Mundial de Brasil. Estaba firme para liderar la media cancha mexicana junto con El Gullit Peña y El Gallito Vázquez, pero el destino “decidió” otra cosa. Por otro lado, el lunático vende humo colombiano, que llevó a México a Rusia, apenas consideró al Chapo porque no le gustaban los jugadores “bajitos”. Por Dios. Maradona y Messi, entonces, jamás habrían jugado a la pelota.

Siguiendo con las decisiones, ésta del Tata sí resulta incomprensible desde cualquier ventana que se le mire. Fernando Navarro, el menudo lateral volante del León que es una auténtica aspiradora, no fue convocado para el mentado microciclo. Ignoro las razones del técnico, pero seguro habrá alguna muy poderosa para prescindir de uno de los futbolistas más técnicos, rentables y productivos de la liga. Navarrito está hecho un avión. El tipo vuela en la cancha. Defiende bien y ataca mejor. Un lujo dejarlo en casa.

Decisiones que causan sorpresa: las convocatorias del medianito y ya veterano Miguel Layún, junto a los jóvenes Santiago Giménez (hijo del Chaco, para más señas), Fernando Beltrán, Luis Chávez y Mauro Lainez (hermano mayor del jugador bético).

Decisiones que asombran: una vez más, el destino le juega una mala pasada al veterano arquero de La Máquina, José de Jesús Corona.

Decisiones… [nota_relacionada id= 1244413]

POR JORGE MURRIETA
@joratla
lctl


Compartir