¿Cómo nos afecta el recorte al presupuesto?

La semana pasada,la Secretaría de Hacienda presentó el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación que deberá aprobarse por el legislativo en los siguientes meses. Analizar el presupuesto no es sencillo y muchas veces las y los ciudadanos nos perdemos en una maraña de números que confunde y no podemos entender. Sin embargo, de esos números dependen los programas que el gobierno realizará o cancelará en 2021.

El proyecto actual contiene importantes recortes en el tema educativo, es preocupante porque algunos de ellos limitarán o desaparecerán la operación de programas enfocados a la inclusión y a mejorar el aprendizaje de las comunidades más alejadas y vulnerables:

  • No se destina ni un solo peso a la recuperación del sistema educativo después de la pandemia.
  • Desaparece el Programa de Escuelas de Tiempo Completo que atiende prioritariamente a población en situación de vulnerabilidad.
  • Desaparecen los programas de educación indígena y migrante.
  • Desaparece el Programa Nacional de Convivencia Escolar, desarrollado para escuelas en zonas con alto nivel de violencia social.
  • Desaparece el Programa para el Desarrollo de Aprendizajes Significativos que busca favorecer el liderazgo académico de directivos y el fortalecimiento académico de docentes de educación básica para la implementación curricular.
  • Recorte significativo a la educación comunitaria. El recorte de casi 700 mdp a los recursos destinados al programa que administra el CONAFE y que ha operado históricamente con pocos recursos, limitará la expansión del servicio a más comunidades y la profesionalización de las figuras educativas.

Al revisar esta información es momento de pensar cómo nos afecta el PPEF:

Las y los estudiantes verán violentado su derecho a aprender, menos oportunidades para estar en la escuela lo cual es especialmente grave después de meses con las escuelas cerradas y menos oportunidades para aprender y participar en ella y más preocupante si las y los niños indígenas, migrantes y de comunidades alejadas atendidas por CONAFE son quienes recibirán menos recursos.

[nota_relacionada id= 1247824]

Las familias también tendrán un impacto si se elimina el PETC pues limita la posibilidad de que sus hijas e hijos estén bien cuidados en la escuela, con alimentación y desarrollando actividades de aprendizaje en artes, deportes e idiomas. Esto redunda en menos posibilidades de vinculación laboral para las madres en un momento de crisis económica.

Las y los maestros: valorizar su rol no sólo puede hacerse en el discurso. Los recortes no sólo afectan sus prestaciones laborales (en el caso del PETC tendrán menos horas de trabajo) sino también limitan la realización del proyecto educativo que será central cuando reabran las escuelas y, sobre todo, disminuye la posibilidad de enfocar las energías para que aprendan más y mejor.

Finalmente, nos afecta a todas y todos. Menos inversión en educación significa más desigualdad, menos oportunidades para todos y una limitación al derecho de las niñas y los niños que no podemos permitir. Es momento de decirle a las y los diputados que necesitamos un presupuesto que defienda el aprendizaje de todas y todos.

POR LAURA RAMÍREZ
*DIRECTORA DE ACTIVACIÓN DE AGENTES DE MEXICANOS PRIMERO
@Laurami0316
lctl


Compartir