Ya es rechazo a invertir con AMLO

Lo grave del asunto es que a nadie en el gobierno le apura el problema

Mientras ni el Secretario de Hacienda Arturo Herrera ni el desaparecido Alfonso Romo, jefe del gabinete económico del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), convenzan a su jefe de la gravedad de la crisis del país, todos los indicadores seguirán apuntando a un estancamiento económico duradero.

Ayer el Inegi dio a conocer una nítida fotografía de lo que está ocurriendo con la economía, al revelar los datos de la oferta y demanda global de bienes y servicios. En pocas palabras, mostró el resumen de la economía, y subrayó que, en el segundo trimestre, todos los componentes de la demanda global cayeron respecto del trimestre anterior: “las Exportaciones de Bienes y Servicios decrecieron (-)30.5%; la Formación Bruta de Capital Fijo (-)29.8%; el Consumo Privado (-)19.4% y el Consumo de Gobierno (-)1% con cifras desestacionalizadas”.

De esos componentes es de particular preocupación el de inversión (denominada “Formación Bruta de Capital Fijo”), porque se refiere a los bienes duraderos. Ese factor, esencial para la economía en el largo plazo, refleja una trayectoria descendente desde 2018, cuando AMLO triunfó en las elecciones. En términos muy simples se podría decir que nadie quiere realizar inversiones significativas desde que empezó este sexenio. De hecho, es el componente que peor se ve en su tendencia cuando se compara contra los demás.

[nota_relacionada id=1250824]

Sí, el encierro por la pandemia profundizó el rechazo a invertir en México. Pero lo grave del asunto es que a nadie en el gobierno le apura el problema. Piensan ingenuamente que basta con que la economía reabra para que se recupere el consumo, y que con el crecimiento de EUA nuestras exportaciones revivirán. Pero en materia de inversiones… nada, y estas grandes omisiones de gobierno ya deberían ser una irresponsabilidad equiparable a delito por desperdicio de la función pública. ¿Alguien ha escuchado a la Secretaria de Economía Graciela Márquez hablando de otra cosa que no sean los créditos a la palabra? México se apestó en el mapa de las inversiones. Y si bien el gobierno no pertenece a la izquierda bolivariana, sí vive confundido al despreciar la realización de negocios vinculados con servicios públicos. Pero como no cuenta con dinero suficiente, vive atrapado entre la necesidad de que la economía crezca y su ideología anti-rendimientos financieros. Y tristemente nadie en el gabinete, incluso quienes entienden del tema, se atreve a presionar el botón de alarma por el incendio iniciado en casa.

TOYOTA

La inversión de Toyota, recién anunciada, de Dlls. $170 millones para ampliar la capacidad de su planta de Guanajuato, será para producir 38 mil unidades de Tacoma adicionales. Y la electrificación avanza: “hemos vendido más de 52 mil vehículos híbridos en el mercado mexicano”, dice Luis Lozano, su presidente.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM
WHATSAPP 56-1164-9060
lctl


Compartir