Terror obstétrico contra migrantes

Se destapó la cloaca de las violaciones a los derechos humanos en los centros de detención de EU, comparadas con la eugenésica del siglo XX

EU parece en retroceso. Las denuncias de que mujeres indocumentadas fueron esterilizadas sin su consentimiento en centros de detención para inmigrantes han encendido las alarmas.

Se ha reportado que en un solo centro para inmigrantes en Georgia, 17 mujeres fueron sometidas a operaciones no necesarias “forzadas por un ginecólogo”, incluyendo histerectomías (extirpación del útero o parte de él).

El testimonio de una enfermera (Dawn Wooten) del centro para inmigrantes en el condado de Irwin, al sur de Georgia, —operado por la empresa privada LaSalle Corrections— destapó la cloaca de las terribles violaciones a los derechos humanos en estos lugares, comparadas con la eugenésica de principios del siglo XX.

En 1907, el estado de Indiana aprobó la primera ley de esterilización de eugenésica en todo el mundo, bajo el argumento de que había personas “defectuosas” que no eran aptas para reproducirse, luego se sumaron otros 31 estados.

Este tipo de leyes fueron una inspiración para el nazismo que fomentaba una mejora de la raza, y sólo fortalecieron el racismo, pues latinos y negros se convirtieron en un objetivo para estas prácticas.

Expertos médicos señalan que actualmente en EU es cada vez menos común hacer histerectomías, debido a que existen nuevas formas de tratamientos que evitan la cirugía, por lo que sería casi imposible que tantas mujeres en un único centro hayan estado tan mal del útero.

En consecuencia, al menos 174 congresistas han pedido abrir una investigación inmediata. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) —señalado repetidamente de tácticas engañosas contra los indocumentados— informó que abrió una pesquisa el pasado miércoles, pero que dudaba que las acusaciones fueran ciertas.

De hecho, medios locales informaron que el ICE intentó deportar esta semana a Pauline Binam, migrante de 30 años de origen camerunés, que participa en la denuncia ante la oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional; activistas y representantes demócratas lograron bajarla del avión. 

El asunto ha escalado, y podría traer roces diplomáticos, el gobierno mexicano ya pidió “esclarecer los hechos”, los consulados de México alertaron de posibles violaciones no sólo en Georgia, también en Atlanta y Texas.

Además de las histerectomías, también hay acusaciones de malas prácticas para evitar contagios por COVID-19, negativas para realizar las pruebas de coronavirus o brindar atención médica, y hasta la elaboración de falsos informes en los centros de detención de migrantes. 

Falta mes y medio para las elecciones en EU y Donald Trump tiene nueve puntos porcentuales por debajo de su rival Joe Biden

El tema migratorio es un arma de doble filo, la idea de construir un muro en la frontera para frenar la llegada de ilegales le ha valido a Trump la lealtad de sus seguidores. 

Pero las prácticas violatorias a los derechos humanos no son buena señal. En 2018 hay un antecedente, el encierro de niños indocumentados en jaulas desataron una ola de protestas e indignación en todo el país. La moneda está en el aire. [nota_relacionada id=1225713]

POR ALEJANDRA MARTÍNEZ

ALEJANDRA.MARTINEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@ALEJANDRAMTZ_87

amf / eadp 


Compartir