Policías municipales y prevención no son prioridad

Ojalá y el recorte en el presupuesto del FORTASEG obedezca a razones de austeridad y no a cuestiones políticas

Si la presión de los alcaldes de 300 municipios beneficiados con el subsidio para el Fortalecimiento del desempeño en materia de Seguridad Pública (FORTASEG) no es suficiente para modificar el presupuesto para el 2021, en el cual fueron eliminados los 4 mil millones de pesos que tenían como objetivo apoyar la capacitación, equipamiento e infraestructura de las policías municipales, tendrán que esperar para otra ocasión.

De no haber marcha atrás se estaría borrando de un plumazo parte del Programa y Subprograma con prioridad nacional denominado "Prevención social de la violencia y la delincuencia con participación ciudadana", diseñados y conducidos por el Centro Nacional de Prevención del delito del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Peor aún, se verían afectados los proyectos de “Prevención de violencia escolar”, “Jóvenes en prevención”, Prevención de violencia familiar y de género” y “Cultura de paz, legalidad y participación ciudadana”, que forman parte del programa antes mencionado.

Además, se dejaría a medias la instrumentación del Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, cuyo objetivo es el fortalecimiento de las capacidades de las policías municipales y estatales y su articulación con la Guardia Nacional y las Fiscalías para prevenir los delitos y fortalecer la investigación.

Ojalá y el recorte en el presupuesto del FORTASEG obedezca a razones de austeridad y no a cuestiones políticas, porque obligarían a pensar que al ser un Programa que se inició en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón hay que desaparecerlo, sin importar que los 300 municipios del país con mayor población e incidencia delictiva se queden sin recursos adicionales para el desarrollo de sus policías y prevenir del delito.

Cabe recordar que antes de cambiar a FORTASEG, el subsidio otorgado a los municipios se denominó SUBSEMUN y fue aprobado por la Cámara de Diputados el 12 de noviembre de 2007 para ser ejercido durante 2008. En ese entonces el presupuesto fue de 3 mil 859 millones de pesos y se distribuyó entre 150 municipios y delegaciones del entonces DF.

Su objetivo era apoyar en la profesionalización y equipamiento para crear Unidades Modelo de Policía dentro de las corporaciones municipales, así como para homologar protocolos de reclutamiento, evaluación, ingreso, permanencia y separación de sus integrantes, además de sus funciones y grados policiales a la terminología internacional.

La asignación de estos recursos marcó el inicio de la interconexión y carga de datos a Plataforma México y el uso del Informe Policial Homologado (IPH) a nivel nacional, ambos vigentes hasta nuestros días, aunque con algunos retrasos y fuertes críticas de quienes hoy los utilizan.

Para el año 2009 el número de demarcaciones pasó de 150 a 206 (191 municipios y 15 delegaciones del DF), mientras que el presupuesto solo se incrementó de 3 mil 859 millones pesos a 4 mil 137 millones de pesos.

En 2016 SUBSEMUN cambió a FORTASEG y se le agregó el componente de prevención de la violencia y la delincuencia, sin embargo, el monto no aumentó y más bien se ajustó a 4 mil millones de pesos, recursos que si bien no fueron suficientes al menos contribuyeron en que algunos municipios hicieran frente a la inseguridad y evitaran su desbordamiento.

De eliminarse dicho subsidio, municipios como Tijuana, BC; Ecatepec, Edo. de México; Ciudad Juárez, Chih.; Guadalajara, Jal.; Puebla, Pue., Monterrey, NL y la Alcaldía Iztapalapa, CDMX, por citar algunas demarcaciones gobernadas por presidentes municipales emanados de partidos políticos de todos los colores, verán mermadas sus capacidades humanas y técnicas y la inseguridad podría repuntar, sin embargo, los más afectados seguirán siendo los ciudadanos que todo parece indicar tampoco son prioridad. [nota_relacionada id=1248071]

POR FACUNDO ROSAS 

EXCOMISIONADO DE LA POLICÍA FEDERAL

avv / eadp


Compartir