2º Informe de la jefa de Gobierno

“Ciudad de México vive tiempos difíciles por COVID-19, pegó muy fuerte.” Claudia Sheinbaum

2º Informe de la jefa de Gobierno

El recuento y reacciones se vieron opacadas por el manifiesto “En defensa de la libertad de expresión" que suscribieron poetas, artistas, académicos y periodistas varios, y también por la —errónea y limitada, en mi opinión— respuesta del señor Presidente a este escrito. Pero así es esto de la política y el acontecer nacional: unos asuntos toman prominencia sobre otros.

El hecho es que ayer, Claudia Sheinbaum, rindió su Segundo Informe de Gobierno. Este fue uno de claros obscuros. Eso sí, sin falsos aspavientos.

La Ciudad de México no solo es la capital del país, es hogar para más de 18 millones de personas e igual número de problemas. Se nos olvida. Claro que hay faltantes en la capital, sin lugar a dudas, aún hay mucho por hacer. Sin embargo, vale la pena subrayar que, más allá de lo dicho u omitido en ese acto de rendición de cuentas, hasta algunos miembros de la oposición tomaron lo que ella lleva a cabo en la capital como lecciones para replicarse en toda la República.

Tal vez lo más aplaudido fue lo que dijo al respecto de que: “el agresor debe salir de la vivienda en caso de violencia contra la mujer”. Lo presentó como una iniciativa para el congreso de la Ciudad, dado el alto índice de violencia doméstica que ha existido siempre, pero que en tiempos del COVID-19 se ha incrementado. Se agradece, al menos, el no evadirse con un “tengo otros datos” o, bien, “la mayor parte de las llamadas al 090 de la violencia contra la mujer son broma”. La gobernadora sabe que este es un tema serio, ante el cual, se deben tomar acciones. La propuesta de iniciativa es un inicio.

Es claro para todos que Sheinbaum no se va a desmarcar del presidente ni de la 4T. De hecho, si hay alguien quien en realidad es y confía en dicho movimiento es ella. Podríamos decir que es la más “cuatrotera” de todo el grupo cercano al ejecutivo federal, con una ventaja: sí es científica y como tal se comporta.

Muestras se tienen: mientras el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, pregonó el innecesario uso del cubre bocas, Claudia Sheinbaum tomó las directrices marcadas por la OMS. Es de las pocas gobernantes mexicanas quien decidió hacer pruebas en la ciudadanía; 1,500 pruebas diarias. Algo es algo. También ha aceptado sentarse con expertos (aunque no ha dicho cuales) para escuchar sus propuestas y conocimientos de cómo tratar de mejorar la estrategia contra la pandemia.

Ahora bien, se le ha cuestionado duramente el que en esta ocasión para la entrega del Informe y mensaje a la ciudadanía y al poder legislativo local, no asistió a la Asamblea capitalina. Igual se le hubiera criticado de haber decidido asistir, me parece, pero bueno... Por ello, creo que la mayor y verdadera crítica que podría hacérsele en estos momentos, ésta en dos frentes: 1) Urge aclarar las aparentes contradicciones que hay en cuanto a los números de infectados y muertos por el coronavirus en la metrópoli. Ya no puede haber incertidumbre al respecto. 2) No estuvo bien no haber respondido / reaccionado a los posicionamientos que hizo la oposición a su Informe. Sería ideal que lo hiciera, aunque sea por escrito (pero, eso sí, publicitado) a la brevedad.

Finalmente, cabe mencionar que su gestión debe ser una suerte de equilibrios permanentes. Bien sabido es que no pocos miembros de Morena la tienen y candidatean como la ungida para ser su “gallina” para las elecciones del 2024. Y la CDMX es una magnífica tribuna para que un buen político se conozca en toda la República. Pero, en el mismo sentido, es la plataforma perfecta para que cualquier error tenga resonancia nacional.

Los próximos años se esperan mucho muy complicados, empezando, porque aun desconocemos los alcances y la temporalidad de la pandemia del COVID-19. De igual forma, la profundidad de la crisis económica tendrá implicaciones en los programas y propuestas de gobierno. Ella ya ha establecido un plan en muchos frentes, que ciertamente merece aquilatarse. Esperemos este sea de lo más adecuado y logre concretarse. Una tercera parte de su gobierno ya ha pasado, y resta mucho qué hacer en tan poco tiempo.

[nota_relacionada id=1247883]

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN

VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM 

@MALOGUZMANVERO

hjc / eadp


Compartir