No todos están de acuerdo

Óscar Eduardo Ramírez, presidente del Senado, confirmó que la consulta de juicio a expresidentes es asunto político

Pensar que todos los integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional están de acuerdo en todo lo que les “ordena” el presidente Andrés Manuel López Obrador ya no es tan preciso en la actualidad. 

Conforme avanzan los meses hemos sido testigos de la conformación de diversas corrientes de pensamiento dentro del “partido en el poder”, tal y como sucedió con el Partido de la Revolución Democrática. 

La conformación de tribus dentro de Morena será una condición que no podrán evitar. Aún sin nombres, sus posturas son claras. Ahora con la mediática discusión sobre la consulta popular para que “el pueblo bueno” decida si se enjuicia a los expresidentes de México, dentro de Morena no todos están de acuerdo. 

Tal es el caso de Óscar Eduardo Ramírez Aguilar, presidente en turno de la mesa directiva de la Cámara de Senadores, quien en entrevista con el Heraldo TV me confirmó de manera categórica que esta consulta es un asunto meramente político. 

Explicó que la solicitud deberá tener el visto bueno de constitucionalidad por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, de esta forma, regresar al Senado, discutirse en comisiones, elaborar un dictamen, discutirlo en el pleno y, una vez aprobado, enviarlo al Instituto Nacional Electoral para que el año que entra proceda a hacer la consulta. En caso de que la Corte lo rechace, el asunto se archivaría. 

El senador Ramírez reconoció que la consulta popular sobre el juicio a expresidentes es un asunto meramente político. Al preguntarle sobre el riesgo de culpar a un inocente, o bien, dejar en la impunidad a un culpable, en su opinión, dijo que, como legislador, la consulta no será aprobada por Suprema Corte de Justicia de la Nación por el simple hecho de la Constitución, ni la aplicación de la ley, pueden someterse a consulta popular. 

Si tomamos en cuenta la apreciación del senador Ramírez, en su calidad de presidente de la Mesa Directiva del Senado, y sumamos el hecho de que el gobierno de López Obrador no logró el mínimo necesario de firmas que por ley se establece para realizar esta consulta, podríamos adelantar que el asunto está más que enterrado. 

Estoy seguro que el Presidente enfurecerá con el resultado y culpará al Senado, a la Corte y al Instituto Nacional Electoral de no defender la democracia, de promover la impunidad y la corrupción. Pero no todo es negativos para el Presidente. 

De ser adverso el intento de juicio contra los expresidentes, podría adherirse a esa “voluntad popular” después  del 2024. Sea como sea, AMLO saldrá ganando.

Corazón que sí siente

Un juez federal rechazó la demanda por daño moral que Ricardo Anaya, excandidato presidencial, promovió en contra de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. Mala señal. Con esto cualquiera podrá culpar y mentir sin consecuencias. [nota_relacionada id=1246224]

POR JESÚS MARTÍN MENDOZA

JESUS.MARTIN.MENDOZA001@GMAIL.COM 

@JESUSMARTINMX

eadp


Compartir