Meter freno al Tren Maya

Legisladores de todos los partidos, incluido Morena, piden modificar el paquete presupuestal y posponer la faraónica obra de AMLO

El clamor en el Palacio Legislativo de San Lázaro es unánime: que se modifique el proyecto del Presupuesto de Egresos 2021.

Lo dicen PRI, PAN, PRD y hasta Morena. Hay una emergencia sanitaria, advierten los congresistas. Y la propuesta del Ejecutivo, por ejemplo, no contempla recursos para la adquisición de las vacunas contra el COVID-19, gasto que podría superar los 11 mil millones de pesos.

Ésa, junto con otras necesidades, obliga a una revisión minuciosa y modificaciones, como recortar la inversión de 36 mil millones de pesos prevista para el Tren Maya.

Todos coinciden en que se trata de mucho dinero e incluso plantean la necesidad de aplazar el proyecto.

Ayer, junto con mi colega Jorge Ramosde La Silla Rota, tuve la oportunidad de conversar en El Heraldo Radio con las diputadas Lorena Villavicencio, de Morena, y Cynthia López, del PRI, así como con Tonatiúh Bravo (MC). Los tres apelan a que el Ejecutivo permita hacer ajustes al Presupuesto.

En el caso del Tren Maya, Villavicencio plantea la necesidad de reducir la inversión, posponer parte de la obra y concentrar los recursos en la emergencia sanitaria.

“Deberíamos pensar en una cantidad menor y posponer una parte, para contar con recursos dirigidos a la reactivación del turismo y la planta productiva del país”, dijo la morenista.

Para el emecista Tonatiúh Bravo es pertinente replantear el proyecto para que una parte de sus recursos se canalice a la compra de la vacuna contra el COVID-19, a programas del campo y al apoyo a MiPymes.

En tono más estridente, Cynthia López considera que es una “barbaridad” lo proyectado para el Tren Maya y no puede canalizarse tanto dinero a un “capricho presidencial”.

La voz de la legisladora priista se suma a las que se han expresado en otros foros. Y nadie pierde la esperanza de que sus peticiones sean bien recibidas en Palacio Nacional, aunque hay quienes piensan que se trata de un acto de fe, porque las cartas están echadas y creen que difícilmente se modifiquen los criterios y las cantidades. ¿Será?

•••

Después de dos meses de campaña, el mexicano Jesús Seade fue eliminado de la carrera para dirigir la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Había dejado la subsecretaria de Relaciones Exteriores para América del Norte para buscar el organismo internacional, pero no logró el apoyo mayoritario de otros países, ni siquiera de Estados Unidos ni de sus amigos de América Latina.

Su destino profesional ahora es incierto. La cartera que ocupaba en la Cancillería desapareció con eso de la austeridad republicana.

Hay quienes piensan (y quieren) que será designado como cónsul en Hong Kong, que es donde radica su familia, pero otros no descartan la posibilidad de que lo nombren embajador de México en China, en lugar de José Luis Bernal, quien está por cumplir tres años al frente de la sede diplomática.

•••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “El tamaño del presupuesto federal no es un barómetro adecuado para medir la conciencia social o el interés caritativo”. [nota_relacionada id=1236789]

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO

ALFREDO.GONZALEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@ALFREDOLEZ

eadp


Compartir