AMLO, Keynes y Roosevelt

OPINIÓN

·

Hace unos días, he podido leer un artículo de la señora Isabel Turrent (Reforma) con un título como el que ahora leen ustedes arriba, pero invertido. El encabezado atrajo mi atención porque yo he solido interpretar al gobierno de AMLO desde la perspectiva de Keynes, además de que el propio presidente ha hecho mención de Roosevelt y el New Deal como una de sus referencias.

Entre otras cosas, he realizado mis planteamientos contra los ataques que afirman que la 4T es un peligroso proyecto comunista. Ante argumentos tan bochornosos por ignorantes y sectarios, propios de gente inculta y analfabeta política por más que se trate de una clase acomodada, y que además está cegada por un odio irracional y de clase hacia quien es el presidente más votado de la historia de México –de ahí que le sigan llamando con desprecio “López”–; ante todo esto es que yo he dicho que, en lo esencial, la 4T puede ser interpretada desde un modelo como el de Keynes-Roosevelt, y que, en lo general, el debate en materia económica de la 4T tendría que darse en los términos de la controversia entre, por un lado, la Escuela de Cambridge (Keynes y herederos) y algo así como un neo-desarrollismo nacionalista que combine a Prebisch, Noyola y don Antonio Ortiz Mena, y las Escuelas austriaca (Von Mises, Hayek y herederos) y de Chicago (Friedman y herederos) por el otro, en el entendido de que la 4T está insertada en nuestra tradición constitucional, desarrollista y nacionalista.

Pero el artículo de la señora Turrent fue ciertamente decepcionante, y no ya porque no comparta mi punto de vista, sino porque se trata de un intento bastante mediocre de decir forzadamente que entre Keynes, Roosevelt y AMLO no hay nada que ver. Para ello, saca ramplonamente frases sueltas de las mañaneras cual novata periodista, para convertirlas en principios fundamentales de gobierno (podría ser un poco más sutil y rigurosa y tratar de interpretar globalmente los programas de gobierno: pero esa no era su intención), pasando luego a comentar con elogios un libro sobre Keynes tras de lo cual remata diciendo, sin una mínima coherencia, que AMLO está haciendo de México un páramo económico, ecológico y cultural. ¿Y cultural por qué?

Nada dice de la relación entre el gasto (gobierno), el consumo (familias), la inversión (empresas) y la balanza comercial (la economía en su conjunto) como variables de estimulación de la demanda agregada, que es uno de los dispositivos centrales del sistema de Keynes para la dirección macroeconómica, y cuyo equilibrio dinámico es de carácter estratégico para la conducción de una economía nacional. Este enfoque ayudaría a comprender un poco mejor al gobierno de AMLO, si de eso se tratara.

Pero nada dice de esto, porque esa no era su intención, además de que se lava las manos diciendo que ella no es economista. Está en su derecho, desde luego. Pero el resultado ha sido un artículo forzado; chocante, sectario y forzado. Solo le faltó decir, ¿ya me entienden?, que AMLO es comunista.

[nota_relacionada id=1216476]

POR ISMAEL CARVALLO
ASESOR EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS
@ismaelcarvallo
lctl