Haz tu denuncia aquí

Captura de "El Marro", nadie sabe para quién trabaja

Los bonos generados por dicha operación están siendo capitalizados por el gobierno federal y en particular por el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana

OPINIÓN

·

Antes de cumplirse mes y medio de la detención de “El Marro”, podríamos pasar del “alguien no dijo la verdad” al “nadie sabe para quién trabaja”, ya que los bonos generados por dicha operación están siendo capitalizados por el gobierno federal y en particular por el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, quien ésta semana fue evaluado como el mejor funcionario del Gabinete de seguridad, lo que le viene como anillo al dedo, ya que está próximo a separarse de su cargo para buscar la candidatura
al gobierno de Sonora.

Como lo referí en este espacio el 8 de agosto, la instancia responsable de la detención del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima fue la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Fiscalía General de Guanajuato y en específico su área antisecuestros apoyada por personal altamente calificado proveniente de la extinta Policía Federal.

¿Será acaso esa la razón por la cual desde un principio el gobierno federal reclamó como mérito suyo la captura del presunto delincuente, tratando de dejar a un lado el esfuerzo de la autoridad local y llevarse al detenido a un penal federal lo más pronto posible?

Un dato que en su momento pasó inadvertido para varios medios de comunicación fue que los militares que, junto con los integrantes de la AIC estatal, custodiaron al detenido en su presentación ante las cámaras de televisión, en realidad eran efectivos de la GN ya que portaban casco de color negro y no verde, característica que identifica a los integrantes de la naciente corporación federal desde 2019, para diferenciarlos de los militares que realizan funciones de apoyo.

Lo anterior evidencia que la GN no podía quedarse al margen de dicho acontecimiento ya que el mensaje sería que un color partidista (azul) le ganó al otro (guinda) y eso no puede pasar a estas alturas, máxime con el proceso electoral en puerta.

Volviendo al tema de Sonora, ha trascendido que en breve el ex Delegado de Iztapalapa y actual responsable de las 32 mesas de coordinación estatal para la construcción de la paz por parte de la SSyPC, viajará a dicho estado en una especie de avanzada, en espera de que en noviembre su jefe político lo alcance y formalice su candidatura.

Sin embargo, los recientes acontecimientos de la presa La Boquilla en Chihuahua donde productores agrícolas que protestaban por la falta de agua para sus cultivos fueron agredidos con gases lacrimógenos y “balas de goma” por parte de la GN, podrían retrasar el viaje y en una de esas hasta cancelarlo.

Con mayor razón si resulta que dicha corporación es la responsable de la agresión con armas de fuego en contra de dos personas en Delicias, tras el enfrentamiento de La Boquilla, una de las cuales perdió la vida en el lugar de los hechos y la otra se encuentra en condición grave, tras ser trasladada a un nosocomio de la entidad.

De resultar cierto todo lo que aún se maneja como hipótesis, estaríamos atestiguando el primer acto de represión por parte del gobierno de la 4T, ese que prometió que no se utilizaría la fuerza pública en contra de nadie. Con la salvedad de que ahora dirá que no se puede culpar a ningún funcionario sin un juicio previo, pero eso no se decía en anteriores administraciones, en las que eras represor y culpable desde el momento en
que se difundía la primera imagen de los manifestantes enfrentando a la autoridad, no se diga si se recurría al uso de equipo de disuasión (“toletes” y gas lacrimógeno) sólo que el pasado 8 de septiembre por la noche se utilizaron armas de fuego. En síntesis, bienvenida la SSyPC y la GN a la casa del jabonero, donde el que no cae resbala y el que no resbala lo empujan; nadie dijo que enfrentar este tipo de situaciones era fácil, solo que antes las observaban únicamente a través del espejo retrovisor.

[nota_relacionada id=1230882]

POR FACUNDO ROSAS 

EXCOMISIONADO DE LA POLICÍA FEDERAL

hjc / eadp